Consejos para enseñar a un niño a defenderse

El otro día leyendo este artículo sobre consejos para enseñar a un niño a defenderse me surgió la siguiente reflexión sobre la importancia de utilizar bien el lenguaje, la inutilidad de muchos de los consejos que se suelen dar y lo doloroso que es leer más y más artículos vacíos en búsqueda de una respuesta que no da llegado.

Por lo tanto, el objetivo de este artículo es sobre todo mostrar la ignorancia de algunos consejos que se dan y no tanto dar soluciones sobre cómo defenderse (todavía no conozco ninguna solución mágica para esto y mucho menos si los ataques son físicos) aunque compartiré lo que yo hago para defenderme cuando me he sentido atacada verbalmente, por si a alguien le sirve.

consejos-para-enseñar-a-un-niño-a-defenderse
¡PINÉAME!

Consejos para enseñar a un niño a defenderse

A continuación, comparto qué ideas creo que son fruto de la ignorancia y qué consejos para enseñar a un niño a defenderse son inútiles en mi opinión.

Tomo como punto de partida el artículo mencionado aunque son ideas y consejos muy extendidos.

El supuesto problema de ser una persona introvertida

Una de las muchas frases que aparecen en aquel artículo y que me motivaron primero a escribir un comentario y luego a compartir aquí mi reflexión es:

“Si no quieres que tu pequeño desarrolle una personalidad introvertida, que no tenga dificultad alguna para poder relacionarse y que pueda mantener una óptima comunicación con los otros niños, lee con atención el siguiente artículo.”

Y aquí la importancia del lenguaje y saber distinguir conceptos: ¿qué tiene de malo tener una personalidad introvertida? Ser introvertido está bien. Lo malo es no saber defenderse. Y no tiene nada que ver una cosa con la otra.

Ese artículo va dirigido a padres y madres. Yo no soy madre pero soy una persona introvertida y tímida (que no es lo mismo) y con ciertas dificultades para defenderme, sobre todo en el pasado aunque aún a día de hoy a veces me cuesta.

Recuerdo cómo consejos parecidos a los que da este artículo no me aportaban nada,…

De hecho si leéis los comentarios veréis que muchos padres ya se habían visto ofendidos por esta falta de utilidad (y en mi opinión también de sensibilidad) del artículo.

El error de pensar que tu valor como persona depende de que seas el primero

Uno de los consejos que se dan es animarles a que lideren ellos los juegos.

Y yo digo, claro, ¿y cuando no es posible qué?

Pienso que sería mejor ayudarles a entender que su valor como persona no depende de ser siempre el primero o el último elegido.

Sin contar que el que no es líder es muy difícil que se convierta en uno porque tú “le animes a ello”.

El error de pensar que tu valor como persona depende de lo que tienes y no de lo que eres

También aconsejaban que los niños llevasen algo nuevo para llamar la atención de los otros,…

Esto funciona pero considero que para que a un niño le estimen no necesita ir cada día con un juguete nuevo, sino encontrar aquellos niños que sean más afines a él, aunque sean uno o dos, acercarse a ellos y mostrar sus cualidades.

Si es tímido le costará al principio pero poco a poco lo irá haciendo y esas personas buenas, que las hay, tendrán la oportunidad de conocerle. Pero hay que respetar sus tiempos. No hay que forzarle a que se abra. 

Y por supuesto no hay que exigirle que sea como los demás, como parece que da a entender el artículo.

El error de pensar “a palabras necias, oídos sordos”

Otro de los maravillosos consejos que dan es el de procurar no notar su molestia cuando hay insultos ya que “la ignorancia puede ser muy poderosa”,…

Sé que muchas veces se recomienda ignorar los ataques. Pero por mi experiencia esa idea de “a palabras necias, oídos sordos” por lo general está sobrevalorada.

Por supuesto que conviene mantener la calma y mostrarse sereno. Pero creo que en absoluto es bueno quedarte sin hacer nada.

Para el bienestar emocional del niño (y de cualquier persona) es mejor contestar, defenderse (no de manera agresiva aunque sería mejor que no hacer nada).

Qué creo que puede ayudar a un niño a defenderse

Dado que partimos de niños a los que les cuesta defenderse, el objetivo, más que decirle “pues tienes que devolverla” (algo que en estos casos es muy difícil o casi imposible si hablamos de pegar y que el no sentirse capaz solo le va a traer culpa) es ayudarle a prepararse para que la próxima vez se defienda mejor (con palabras).

Por ejemplo, si hay alguna situación reciente en la que no se haya defendido, puedes animarle a revivir la situación imaginando qué le hubiera gustado contestar o cómo le hubiera gustado actuar (puede darse tiempo primero para pensarlo) y así poco a poco irá interiorizando formas saludables para defenderse.

No vale pensar que le pegaría si realmente no se ve capaz de hacerlo en el momento en el que está imaginando la situación. Es mejor que piense en una frase que se vería capaz de haber dicho y que cree que habría quedado genial.

Conclusión

El consejo anterior que doy para ayudar a un niño a defenderse es algo que empecé a hacer de mayor. De esta manera me defiendo ante ataques verbales con más frecuencia de lo que lo hacía antes.

Por cierto, lo importante es el hecho de contestar. Tampoco hace falta saber dar con una respuesta maravillosa que deje KO al resto. Pero el mero hecho de haberse pronunciado le hará sentir mejor.

Interiorizar esta nueva manera de reaccionar es algo que lleva tiempo. Pero os lo aseguro, no por presionar a vuestros hijos vais a conseguir resultados antes. Lo único que podéis conseguir presionándole es que se sienta incomprendido y por tanto se aísle de vosotros y se bloquee en el problema, en vez de buscar soluciones.

Espero que os sirva. Y si pensáis que tenéis hijos introvertidos o tímidos o altamente sensibles, por favor investigad bastante sobre todo ello para realmente conocer y comprender a vuestro hijo.

Se puede ser tímido y no introvertido, y viceversa. Lo mismo con la alta sensibilidad. No son rasgos que vayan de la mano aunque en algunas personas, como yo, coincidan.

Y por supuesto, no tiene nada de malo serlo así que no hagáis como el artículo que menciono: distinguid los conceptos y cuidad el lenguaje.

Imagen: Unsplash

 

Puedes suscribirte a continuación:

Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.