Consejos para enseñar a un niño a defenderse

consejos-para-enseñar-a-un-niño-a-defenderse

El otro día leyendo este artículo sobre consejos para enseñar a un niño a defenderse me surgió la siguiente reflexión sobre la importancia de utilizar bien el lenguaje, la inutilidad de muchos de los consejos que se suelen dar y lo doloroso que es leer más y más artículos vacíos en búsqueda de una respuesta que no da llegado.

Por lo tanto, el objetivo de este artículo es mostrar la ignorancia de algunos consejos que se dan y dar ideas sobre cómo defenderse verbalmente.

Consejos para enseñar a un niño a defenderse

A continuación, comparto qué ideas creo que son fruto de la ignorancia y qué consejos para enseñar a un niño a defenderse son inútiles en mi opinión.

Tomo como punto de partida el artículo mencionado, aunque son ideas y consejos muy extendidos.

El supuesto problema de ser una persona introvertida

Una de las muchas frases que aparecen en aquel artículo y que me motivaron primero a escribir un comentario y luego a compartir aquí mi reflexión es:

«Si no quieres que tu pequeño desarrolle una personalidad introvertida, que no tenga dificultad alguna para poder relacionarse y que pueda mantener una óptima comunicación con los otros niños, lee con atención el siguiente artículo.»

Y aquí la importancia del lenguaje y saber distinguir conceptos: ¿qué tiene de malo tener una personalidad introvertida? Ser introvertido está bien. Lo malo es no saber defenderse. Y no tiene nada que ver una cosa con la otra.

Ese artículo va dirigido a padres y madres. Yo no soy madre pero soy una persona introvertida y siempre he tenido dificultades para defenderme.

Recuerdo cómo consejos parecidos a los que da este artículo no me aportaban nada…

De hecho si leéis los comentarios de ese artículo veréis que muchos padres ya se habían visto ofendidos por esta falta de utilidad (y también de sensibilidad en mi opinión).

consejos-para-enseñar-a-un-niño-a-defenderse
¡PINÉAME!

El error de pensar que tu valor como persona depende de que seas el primero

Uno de los consejos que dan es animarles a que lideren ellos los juegos.

Y yo digo, claro, ¿y cuando no es posible qué?

Pienso que sería mejor ayudarles a entender que su valor como persona no depende de ser siempre el primero o el último elegido.

Sin contar que el que no es líder es muy difícil que se convierta en uno porque tú «le animes a ello».

Por otro lado, ser el primero o no y que unas cualidades estén mejor o peor vistas que otras depende mucho de la cultura (y creo que en los países occidentales deberíamos replantearnos un cambio en este sentido) y no de que dichas cualidades sean mejores o peores. Por ejemplo, en los países asiáticos la introversión está mejor vista que la extraversión. De hecho, allí los niños introvertidos son los primeros en ser elegidos para jugar.

El error de pensar que tu valor como persona depende de lo que tienes y no de lo que eres

También aconsejan que los niños lleven algo nuevo para llamar la atención de los otros…

Esto funciona pero considero que para que a un niño le estimen (de veras, no por interés) no necesita ir cada día con un juguete nuevo, sino encontrar aquellos niños que sean más afines a él, aunque sean uno o dos, acercarse a ellos y mostrar sus cualidades.

Si es tímido le costará al principio pero poco a poco lo irá haciendo. Y esas personas buenas, que las hay, tendrán la oportunidad de conocerle. Pero hay que respetar sus tiempos. No hay que forzarle a que se abra. 

Y por supuesto no hay que exigirle que sea como los demás, como parece que da a entender el artículo.

El error de pensar «a palabras necias, oídos sordos»

Otro de los maravillosos consejos que dan es el de procurar no notar su molestia cuando hay insultos ya que «la ignorancia puede ser muy poderosa».

Sé que muchas veces se recomienda ignorar los ataques. Pero por mi experiencia esa idea de «a palabras necias, oídos sordos» por lo general está sobrevalorada.

Por supuesto que conviene mantener la calma. Pero creo que en absoluto es bueno quedarse sin hacer nada.

Para el bienestar emocional del niño o la niña (y de cualquier persona) es mejor contestar, defenderse (no de manera agresiva aunque sería mejor que no hacer nada) y no reprimir la rabia, una emoción tan sana (si bien encauzada) y necesaria como cualquier otra.

Qué creo que puede ayudar a un niño a defenderse

Dado que partimos de niños a los que les cuesta defenderse, el objetivo, más que decirle «pues tienes que devolverla» (algo que en estos casos es muy difícil o casi imposible si hablamos de pegar y que el no sentirse capaz solo le va a traer culpa) es ayudarle a prepararse para que la próxima vez se defienda mejor verbalmente.

Por ejemplo, si hay alguna situación reciente en la que no se haya defendido, puedes animarle a revivir la situación imaginando qué le hubiera gustado contestar o cómo le hubiera gustado actuar (dándose tiempo para pensarlo). Así poco a poco irá interiorizando formas saludables para defenderse.

Aunque está bien para gestionar la rabia, para aprender a defenderse mejor no vale pensar que le habría gustado pegarle o decirle un montón de cosas si realmente no considera que ese tipo de actuación podría llegar a salirle de manera natural alguna vez. En cambio, es mejor que piense en unas pocas palabras que sí se vería capaz de haber dicho.

Conclusión

Que un niño aprenda a defenderse de manera asertiva es un aprendizaje realmente valioso para su bienestar emocional de ahora y del futuro. Pero no hay que hacerle sentir mal por no saber defenderse ni presionarle para que aprenda rápido y ya. Con eso solo conseguiríamos precisamente alargar el proceso de aprendizaje… Es una cuestión de práctica y con cariño y buenos consejos irá aprendiendo poco a poco.

Por cierto, lo importante es el hecho de contestar. Tampoco hace falta saber dar con una respuesta maravillosa que deje KO al resto. Pero el mero hecho de haberse pronunciado le hará sentir mejor.

Interiorizar esta nueva manera de reaccionar es algo que lleva tiempo. Pero os lo aseguro, no por presionar a vuestros hijos vas a conseguir resultados antes. Lo único que podéis conseguir presionándoles es que se sientan incomprendidos y por tanto se aíslen de vosotros y se bloqueen con el problema, en vez de buscar soluciones.

Espero que os sirva. Y si pensáis que tenéis hijos introvertidos o tímidos o altamente sensibles, por favor investigad bastante sobre todo ello para realmente conocer y comprender a vuestros hijos.

Se puede ser tímido y no introvertido, y viceversa. Lo mismo con la alta sensibilidad. No son rasgos que vayan de la mano aunque en algunas personas (como yo) coincidan.

Y por supuesto, no tiene nada de malo ser nada de eso así que no hagáis como hacen en el artículo que menciono: distinguid los conceptos y cuidad el lenguaje.

Imagen: Unsplash

Puedes suscribirte a continuación:

Please follow and like us:
error

8 respuestas a “Consejos para enseñar a un niño a defenderse”

  1. Me gusta mucho tú enfoque, gracias. Creo que es muy acertado y personalmente observo que en general está sobrevalorada la llamada socialización a edades tempranas, y veo que quizás el introvertido elige de otra forma con los años a sus amigos, para ellos este término es más profundo.

    1. Exactamente, está sobrevalorada la socialización. Por desgracia en esta sociedad se valora más al enérgico porque resulta más vistoso y porque en el mundo occidental todavía se suele asociar con ser fuerte. Pero en realidad esto no es así. Cada persona tiene unos valores de fortaleza o resiliencia, seguridad, humildad y muchos más, al margen de ser más o menos hablador y más o menos extrovertido.

      En cuanto a las amistades, hay muchas maneras de tener relaciones saludables y no hay que pretender que todos se comporten igual en un grupo por ejemplo (como tampoco les pedimos a todos que tengan una enorme capacidad de introspección, de observación, de concentración o de sensibilidad). Está bien ser extrovertido, igual que lo es ser introvertido.

      Creo que en la profundidad de las amistades influyen también otros aspectos de la personalidad al margen de ser o no introvertido. Lo que está claro es que el introvertido necesita recargar energías a solas, no con otros. Quizá (aunque tampoco me gusta generalizar) le basta con tener unos pocos amigos pero con quienes tener relaciones más profundas. Y todo eso está perfectamente bien.

      Hay que enseñar a respetar (aceptar y valorar) a todos y en el caso de los niños ayudarles a conocerse, a valorarse como merecen y a reconocer sus talentos, que serán muchos ya sean introvertidos o extrovertidos. Nada de ponerles etiquetas e intentar cambiarles porque no entren en un molde que unos cuantos han considerado que es el bueno. La sociedad todavía tiene mucho que avanzar en este sentido…

      Muchas gracias por comentar, un abrazo.

  2. Te felicito . Creo cada palabra de tu artículo . Voy a compartirlo .

    1. Pues muchas gracias por tus palabras y por compartirlo. Un abrazo 🙂

  3. hermosa realidad que escribes, gracias por compartir. introvertido o extrovertido haY que ensenarles.

    1. Gracias a ti por comentar 🙂

  4. Acabo de leer tu publicación y después, por curiosidad, fui a leer aquella en la que te basaste y ¡vaya que era mala! De esa misma autora encontré otra titulada: consejos para hacer que tu hijo deje de ser introvertido. ¿Acaso la introversión es algo tan malo que deba erradicarse? La introversión es un rasgo común en filósofos, escritores, músicos, artistas… ¿Por qué querría quitarle su introversión a Socrates o a Dalí sólo para que se volvieran muy sociables y encajaran bien con todos?

    1. Muchas gracias por comentar. Exactamente, a mi me indignó mucho leer ese artículo. Y no es la primera vez que leo cosas así. Sobre todo me da pena que cualquiera lea eso (ya que ese tipo de artículos aparecen de los primeros en Google…) y pueda influir de forma negativa en sus hijos o en cualquier persona introvertida…
      Como bien dices nadie querría quitar la introversión a esos artistas. Y por supuesto nadie debería querer quitársela a nadie, sean artistas o no jajaja (prefiero tomármelo con humor…). Ser extrovertido o introvertido es solo un rasgo, ni el primero es positivo y el segundo negativo ni viceversa.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.