Día mundial de la fobia social 2020

dia-mundial-de-la-fobia-social-2020

Desde el 1 de octubre de 2014 se celebra el día mundial de la fobia social por iniciativa de la Asociación Virtual de Grupos de Fobia Social. Casi un año después se creó la Asociación Española de Ayuda Mutua contra Fobia Social y Trastornos de Ansiedad (AMTAES).

En general, parece que no se producen avances en el mundo, que nada mejora, que todo sigue igual o peor. Pero lo cierto es que si comparo el momento actual con el de hace 15-20 años, cuando yo buscaba información como loca, una simple explicación a lo que sentía, a lo que me sucedía cada vez que tenía que leer en clase, por ejemplo…, si comparo ese momento con el actual en el que los niños y adolescentes con fobia social pueden al menos acceder fácilmente a una explicación de lo que les pasa…, entonces creo que algo se ha avanzado. No mucho, no lo suficiente (y estoy segura de que si no fuera algo tan silenciado y estigmatizado ya se habría avanzado mucho más), pero es un comienzo. Ahora es un poco mejor que hace 20 años.

En este día mundial de la fobia social quería compartir unas reflexiones que escribí en Facebook gracias a la propuesta de AMTAES. Lo hago para poner mi grano de arena en este día en el que confío en que seamos muchas las personas que visibilicemos esto. Esto que tanto impacto ha tenido y tiene en mi vida, como explico en mi artículo «Cómo me ha condicionado la fobia social«. Lo hago para decir que se tiene que tener en cuenta a gran escala, en toda la sociedad, porque sin la colaboración de todos es imposible que nada mejore y el precio a pagar es el sufrimiento de muchísimas personas.

dia-mundial-de-la-fobia-social-2020
¡PINÉAME!

Reflexiones en el día mundial de la fobia social 2020

Allá van mis reflexiones para el día mundial de la fobia social:

Sobre la fobia social en sí

  • La fobia social es algo real que solo quien lo pasa puede entender.
  • No es cuestión de «me encierro, me aíslo –> desarrollo fobia social» sino al revés: «tengo fobia social, se me hace insoportable la ansiedad que siento –> encuentro alivio en la evitación, me aíslo, en consecuencia no desarrollo habilidades sociales…» La suma de todo hace que reciba más feedback negativo de los demás y por tanto aumenta la ansiedad. Se convierte en un círculo y por eso es tan fácil que los demás piensen equivocadamente que el origen está en haberte aíslado…
  • En mi opinión una persona puede tener predisposición genética a la ansiedad (generalizada) pero para tener en concreto fobia social hace falta haber tenido algún tipo de vivencias altamente estresantes en la infancia… Aunque esto último no lo tengo claro 100%. Lo cierto es que todavía se sabe muy poco sobre este trastorno. ¡Habría que investigar más! Lo que sí sé es que cada fobia social es única, no es igual en cada persona que la sufre.
  • En mi caso una parte es de ansiedad en sí misma, no de miedo a otros. Por ejemplo a menudo cuando leo sola en voz alta me ahogo. Cuando leo delante de los demás, hay veces que me ahogo muchísimo y otras que leo con cierta naturalidad aparente. Supongo que es porque a esa ansiedad base que siento casi siempre se suma la ansiedad social. Intento mantener al mínimo la ansiedad base: con ansiolíticos naturales, respirando conscientemente a menudo, haciendo ejercicio… Esta es la parte que sí puedo controlar más o menos. La otra tiene que ver con traumas, con el inconsciente…

Sobre la actitud de la sociedad ante la fobia social

  • Una de las cosas que más odio es que los demás o bien se ríen en tu cara cuando por ejemplo te has puesto roja o bien (y a veces ambas cosas) intentan sobreprotegerte como si fueras un ser inferior, desvalido. No señores, un trastorno de ansiedad lo puede tener cualquiera, te toca y ya está (según genética y vivencias en la infancia que habría que ver afrontarlas a más de uno). Y tenerlo no me hace más débil, en todo caso más fuerte…
  • No soporto la incomprensión y la ignorancia. Como decía, leyendo sola en voz alta también me ahogo a veces. Pero claro eso desde fuera no se ve.
  • A todos, tímidos y ansiosos se nos mete en el mismo saco. La timidez tiene poco o nada que ver con esto. Es parte pero no lo es todo. Para mi la ansiedad social tiene más que ver con la suma de alta sensibilidad y vivencias estresantes, traumáticas.
  • Ayuda que los demás te traten como un igual, que no se rían ni tampoco intenten sobreprotegerte.

Sobre la importancia de cambiar la actitud hacia la introversión

  • Reforzar valores propios de la introversión me parece clave. En la falta de esto se generan problemas cuando al principio solo había una maravillosa personalidad introvertida y sensible. Esto influye en lo personal y en lo profesional.
  • ¿Por qué solo se fomenta el trabajo en equipo, el saber venderse…? ¿Por qué si una persona es eficiente y metódica pero necesita su espacio, no se le permite que trabaje sola, si es posible, o en casa? Ya sé que ahora cada vez hay más teletrabajo (ya era hora) pero todavía hay muchos ámbitos donde no se permite y son tareas de ordenador que se podrían hacer desde casa. Lo que ocurre es que no se valora tanto que «el trabajo se haga» (y mucho menos que la persona cuide su salud mental), sino que «se cumpla el horario» y «que todo siga igual porque hasta ahora se ha hecho así». Reglas y más reglas y costumbres culturales que son estúpidas o están obsoletas.
dia-mundial-fobia-social-2020

Conclusión

Aprovechando que es el día mundial de la fobia social quiero ayudar a visibilizar este trastorno para que entre todos luchemos por su desestigmatización. Explicar en un solo artículo todo lo que implica es imposible. De hecho, ni con toda la información del mundo sería posible que quien no lo pasa pudiera llegar a entenderlo. Pero aunque no lo puedas comprender 100% tienes que ver que esto nos afecta y limita enormemente a muchas personas. Si las cosas se plantearan de otra manera (en las escuelas, en los trabajos y en general en la sociedad) nos ahorrarían muchísimo sufrimiento.

Cuanta más ansiedad social tenemos, más tontos parecemos. Y cuanto más inteligentes somos, más sufrimos por parecer tontos.

Esto es responsabilidad de todos. Y por nuestra parte, la de quienes lo padecemos, nuestra responsabilidad es visibilizarlo en la medida de nuestras posibilidades, luchar por la desestigmatización, darlo a conocer, hacernos entender, no 100%, que es imposible, pero al menos un mínimo para que se produzcan cambios en la sociedad que mejoren nuestra calidad de vida y en consecuencia la de todos.

Por último, recuerda: te podría haber tocado a ti o a alguno de tus seres queridos.

Gracias por leer.

Imágenes: Unsplash

Puedes suscribirte a continuación:

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.