Ejercicio de escritura para afrontar las dificultades

ejercicio-de-escritura-para-afrontar-las-dificultades

En este artículo te propongo un ejercicio de escritura para afrontar las dificultades, preocupaciones y problemas que tengas en tu vida.

Hay momentos de agobio máximo en los que ponerte a escribir es lo mejor que podrías hacer.

Para desahogarte, hacer ejercicio también te serviría. Pero escribir nos ayuda no solo a desahogarnos, sino también a ser conscientes de todas nuestras preocupaciones. De esta manera, después podremos buscar soluciones si las hay y establecer estrategias para ponerlas en práctica.

Si sientes que tus problemas y preocupaciones se acumulan y no te dejan ni pensar, este ejercicio podría ayudarte.

Ejercicio de escritura para afrontar las dificultades

Escribir tus preocupaciones es una de las ideas que compartí en este artículo sobre cómo ser resiliente para afrontar mejor las dificultades.

A continuación, te dejo los pasos de este ejercicio de escritura.

1. Escribe todo lo que te preocupa

Ante las dificultades de la vida sentimos rabia, dolor, desasosiego, desgaste mental, impotencia, desesperación, agobio, confusión por no saber cuál es el siguiente paso a tomar, miedo por no saber qué pasará…

Dedica por lo menos una página a escribir en tu diario todas tus quejas, pensamientos, sentimientos, preocupaciones o cualquier cosa que te haga sufrir en estos momentos.

ejercicio-escritura-afrontar-dificultades

2. Escribe las cosas buenas del día

En una página nueva, escribe cosas buenas que te hayan pasado ese día y cosas positivas que hayas hecho de las que te sientas orgullosa, es decir, todas las cosas que agradeces del día.

bienestar-gratitud

3. Analiza qué te indican tus dificultades

Con la mente más calmada al haber recapitulado todo lo bueno que también has tenido hoy en tu vida, analiza cada una de tus preocupaciones y dificultades. Observa qué te indican que necesitas mejorar o cambiar:

Algo en ti (ganar serenidad, ser más paciente, defenderte mejor, poner límites, quererte más…)

 Algo externo (cambiar de trabajo o de relaciones)

Por mi experiencia, aunque pueda haber algo externo también, siempre hay algo dentro que tiene mucho que ver con nuestras incomodidades.

Ejemplos:

  • No estar satisfecho en tu carrera o trabajo → Eterna insatisfacción, no valorar los logros.
  • No estar bien con tus compañeros de trabajo → Falta de asertividad.
  • Sufrimiento por desamor → Falta de autoestima, dependencia, miedo a la soledad.
  • No encontrar trabajo → Falta de confianza, inseguridad, no conocer tus fortalezas.

Son solo ejemplos. Podrían darse muchas combinaciones.

La mejor forma de averiguar tus problemas reales es escribiendo con frecuencia sobre aquello que te preocupa e indagando, profundizando en lo que hay más allá de lo que vemos a simple vista.

dificultades-infancia

Cuestiónate todo, pues a veces hay patrones perjudiciales aprendidos en la infancia que aparecen sin que nos demos cuenta a la hora de gestionar lo que sentimos y afrontar las dificultades.

4. Piensa cómo podrías mejorar la situación

Busca acciones concretas que te ayudarían a mejorar la situación.

Ejemplos de soluciones a algunos problemas:

Sentir mucha rabia y ansiedad
  • Solución → Entender y gestionar la rabia. Hacer ejercicio para tener más calma y autocontrol en tu vida en general. Y escribir a menudo lo que sientes.
  • Aplicación  → Anota en tu agenda en qué momentos de esta semana harás algo de ejercicio y escribirás en tu diario.
No haberte defendido
  • Solución → Reflexionar sobre qué deberías haber dicho o hecho para defenderte mejor e interiorizar esa nueva actitud para tratar de replicarla la próxima vez.
  • Aplicación → Revive la situación actuando como te hubiera gustado. Escribe brevemente lo que has aprendido para poder releerlo de vez en cuando y así actuar de forma más auténtica la próxima vez.
No saber decir que no
  • Solución → Encontrar maneras de poner límites.
  • Aplicación → Interioriza la idea de que no vas a decir que sí de primeras nunca más, sino que dirás que lo pensarás.
No estar satisfecha en tu trabajo
  • Solución → Mejorar tu actitud en tu trabajo actual, tomártelo como una experiencia temporal de la que puedes aprender y buscar otras opciones laborales.
  • Aplicación → En tu trabajo actual, da lo mejor de ti empleando tus talentos en la medida de lo posible y aprovéchalo para aprender (cosas relacionadas con tu campo profesional o habilidades generales como la paciencia, la asertividad, el defenderte mejor, la resiliencia, etc). Investiga otros posibles trabajos y/o apúntate a algún curso de autoconocimiento.
Sentirte insatisfecha siempre
  • Solución → Valorar lo que ya has conseguido y quererte al margen de lo que consigas o no (eso es autoestima).
  • Aplicación → Escribe todos tus logros en la vida.

crecimiento-personal

No estar bien con tus compañeros
  • Solución → Mejorar tu asertividad y tu autoestima.
  • Aplicación → Actúa desde la empatía, piensa antes de hablar y comunica lo que piensas desde el respeto. No te sientas mal por no gustar a todos (esto es natural, nos ocurre a todos y es el resultado de no ser personas falsas que se muestran de manera diferente en función de con quién estén).
Sufrir por desamor
  • Solución → Mejorar tu autoestima.
  • Aplicación → Lee libros y artículos relacionados con la falta de autoestima y el desamor, escribe, comprende lo que sientes, haz un curso como este. Alguno de los ejercicios me ayudó mucho, sobre todo la segunda o tercera vez que los hice. También es cuestión de práctica, como todo. De poco sirve hacerlo y olvidarte… Trabajar la autoestima (y más si pretendes superar algo) es un trabajo interior que lleva tiempo. Y luego, aunque ya estés bien, también hay que dedicar tiempo a cuidarla para mantenerla.
No encontrar trabajo
  • Solución → Ganar confianza y seguridad.
  • Aplicación → Conoce tus fortalezas y debilidades, explora las posibilidades, busca información sobre el tipo de trabajo que sería coherente contigo y toma acciones para encontrarlo.
ejercicio-de-escritura-para-afrontar-las-dificultades
¡PINÉAME!

Resumen

La escritura es una buena forma de poner en orden tus pensamientos y emociones para así poder hacer algo productivo con aquellos pensamientos que, aunque negativos, a veces son útiles.

Puedes seguir estos pasos:

  1. Escribe lo que te preocupa.
  2. Agradece y escribe las cosas buenas del día.
  3. Analiza qué te indica aquello que te incomoda: qué hay en tu interior que necesitas cambiar.
  4. Encuentra soluciones y acciones concretas para mejorar la situación y aplícalas.

Te animo a que le dediques un rato a este ejercicio de escritura para afrontar las dificultades. Espero que te ayude.

Puedes compartir aquí lo que te preocupa o cualquier conclusión que hayas sacado del ejercicio. Tu comentario puede resultar inspirador para otras personas que vengan después.

Gracias por leer.

Imágenes: Unsplash

Puedes suscribirte a continuación:

Please follow and like us:
error

2 respuestas a “Ejercicio de escritura para afrontar las dificultades”

  1. Muchas gracias, seguiré tus consejos, los encontré muy importantes, así que los pondré en práctica…

    1. Espero que te sirva. Gracias por comentar. Un saludo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.