El vacío existencial es falta de amor

el-vacío-existencial-es-falta-de-amor

El vacío existencial es falta de amor por ti misma. No es que te falten amigos, una pareja o un trabajo fantástico. Aunque todo eso aparentemente ayuda a corto plazo, por mi experiencia puedes tener amigos y amigas. Puedes estudiar o trabajar en algo que medianamente te guste y se te de bien. Puedes estar enamorada y ser correspondida. Y aún así sentir ese vacío.

Y al revés. Pueden faltarte muchas de esas cosas o todas y sentirte bien, plena, satisfecha, suficiente.

Porque en realidad ese vacío existencial viene de la infancia.

La mayoría somos niños heridos en cuerpo de adulto. Estamos buscando valoración y amor de mil formas diferentes cuando «la única» que serviría para calmar esa sed, que no es otra que sed de amor, sería haber recibido en su día amor suficiente de nuestro padre y nuestra madre.

Pero aunque haya pasado tiempo tú puedes darte el amor, atención y cuidado que te faltó. Eso no va a hacerte volver al pasado y arreglarlo todo, obviamente, pero sí puede hacer que ayudes a la persona que eres hoy (y al niño herido que aún vive dentro de ti).

Por eso, ahora sé tú mismo ese padre o madre para tu niño interior. Necesitas satisfacer sus necesidades, algunas aún insatisfechas aunque hayan pasado montones de años. Así que cólmale de amor y atención.

Trátate como tratarías a tu hija (con lo que ello implica; cuidar, como educar, no es solo dar amor sino lograr un equilibrio entre normatividad y afectividad).

el-vacío-existencial-es-falta-de-amor
¡PINÉAME!

El vacío existencial es falta de amor

Tu vacío existencial no es falta de nada que se pueda obtener de forma material. Es falta de amor. Deja de buscar fuera y dátelo. Esa tarea, una vez la infancia pasó y los responsables en su día no lo hicieron adecuadamente (por el motivo que sea) solo tú la puedes llevar a cabo .

Una cosa es que haya áreas en tu vida que no funcionen y necesites solucionar (de hecho empezar a dar pasos en esa dirección es una muestra de amor propio). Y otra muy distinta que un aspecto cobre tanta importancia, como para pasar por encima de tu propio bienestar y hacerte sentir vacía e infeliz, olvidando que solo tu existencia ya es un motivo de felicidad.

¿Cómo crees TÚ que puedes amarte hoy un poquito más?

¿Qué acciones puedes tomar en coherencia con ese amor?

Quizá dedicar un rato a eso que te encanta, dedicarte un tiempo para escribir, para leer, para escuchar música, para hacer ejercicio o para darte un baño con sales a la luz de las velas. O quizá contactar con ese amigo que siempre te hace sentir tan bien. O dedicar un rato a ese proyecto que te ilusiona pero con el que siempre te da pereza ponerte.

Para cada persona la acción más necesaria ahora mismo para empezar poco a poco a colmar ese vacío será distinta.

Solo tú y tu niño o niña interior sabéis qué acción necesitáis más en este momento.

Date tiempo para reflexionar.

Sin embargo, no olvides que no necesitas hacer nada para decidir desde ya ser compasiva y amarte.

De hecho ese sería precisamente el primer paso: decidir amarte incondicionalmente.

Y el segundo, escucharte: ¿qué necesitas? ¿Y cómo puedes dártelo con los recursos de los que dispones ahora mismo? Pon en marcha tu creatividad. Considerando los momentos que estamos pasando en España te dejo también unas ideas de cosas para hacer sola en casa (útil también si tienes niños, sobre todo la parte del final) y también ahí te invito a sacar tus propias ideas.

Espero que te haya gustado el artículo. Si es así me encantaría leer tu comentario abajo.

Gracias por leer.

Imágenes: Unsplash

Puedes suscribirte a continuación:

Please follow and like us:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.