Escritura para encontrar tu propósito

escritura-para-encontrar-tu-proposito

En este artículo comparto una guía de escritura para encontrar tu propósito.

En el artículo anterior compartí mi historia de búsqueda de propósito, crisis existenciales y recursos que me ayudaron a enfrentarme a la última de ellas.

La búsqueda de propósito es un proceso lento y profundo, por lo que no puedes pretender hacer un ejercicio y ya está (o quizá si, depende de en qué punto te encuentres).

Creo que hacer estos ejercicios te ayudará a conocerte mejor y avanzar en tu búsqueda.

Guía de escritura para encontrar tu propósito

A continuación, te comparto una guía de ejercicios de escritura para ayudarte a conocerte mejor y encontrar tu propósito. 

1. Escribe una lista de tus posibles profesiones

Primero, hay que hacer una recopilación de todas esas ideas de profesiones que te planteas o te has planteado alguna vez.

Yo esta lista la escribí en el ordenador para poder ir añadiendo nuevas ideas o añadiendo información a algunas ideas, ordenándolas según temáticas…

2. Escribe cómo te hace sentir cada idea

Ahora se trata de escribir en una libreta las sensaciones que te despierta cada posible profesión.

Una por una, vas escribiendo todo lo que se te ocurra. Puedes incluir cómo te hace sentir la idea de dedicarte a eso, si muestras curiosidad sobre el tema en tu día a día, si siempre te ha gustado o te ha venido la idea recientemente, si siempre se te ha dado bien una asignatura relacionada en el colegio o si por el contrario se te daba regular y no es algo en lo que has destacado hasta ahora…

Es muy importante ser realista y no quedarse con la percepción ideal de las profesiones. Hay que imaginarse a uno mismo en el día a día de esa profesión con lo bueno y lo malo que conlleva.

Deja que fluya la escritura

No pasa nada porque con una idea escribas solamente dos o tres frases y con otra dos páginas o más.

Cuando escribas aparecerán sensaciones que te indicarán si vas por el buen camino. O si por el contrario no merece la pena escribir demasiado sobre esa posible profesión ya que en tu interior sabes que no es la adecuada.

dificultades-escribe

Aunque algunas veces verás que el explayarte escribiendo sobre una idea que quizá al principio no tenía mucho sentido, te lleva a otras ideas y así vas encontrando una línea de intereses profesionales. Por ejemplo, no me gusta X porque yo prefiero hacerlo de esta otra manera o porque lo que a mi me gusta es esto otro…

No importa que empieces hablando de una idea y acabes hablando de otra. Ya sacarás conclusiones al final. Lo bueno precisamente es que irás encontrando patrones. Todo irá cobrando sentido.

Subraya las ideas principales

Para facilitarte esto, al terminar con cada idea, subraya con un rotulador las palabras clave como «escribir», «razonar», «lectura», «ayudar a otros», «observadora» lo que sea que te salga en frases que empiecen por ejemplo así: «se me daba bien…», «me gustaría…», «me importa…», «prefiero dedicar mi tiempo a…», «soñaba con…». En fin, frases de ese tipo que te saldrán cuando te pongas a escribir y de las que podrás sacar mucha información sobre ti, incluso nuevas ideas y combinaciones para encontrar esa profesión ideal.

Observa y saca conclusiones

Es curioso notar que con algunas de ellas nada más empezar a escribir estarás deseando terminar, no disfrutarás ni siquiera escribiendo sobre ella.

Eso ya te da información. Pero ten en cuenta que si la has puesto ha sido por algo.

Se trata de que incluso aunque notes que no es para ti encuentres por qué te la has planteado.

A pesar de que esa no sea la profesión tiene que haber algo de ella, extrapolable a otra profesión, que llame tu atención.

Así irás sacando conclusiones.

escritura-conclusiones

Ejemplos:

– No quieres ser filósofo.

Lo has puesto porque te gusta leer y se te da bien escribir. Pero no tienes inquietudes sobre temas más sociales, de política, de economía…

En este ejemplo las conclusiones serían el gusto por la lectura, escribir, tener sentido común o saber razonar bien.

– No quieres ser abogado.

Lo has considerado porque la justicia es un valor muy importante para ti.

Quizá te iría bien hacer algún voluntariado o escribir sobre las causas que te importan.

– No quieres ser azafata.

Lo que quieres es solamente viajar más y aprender idiomas.

– No quieres ser médico.

Pero quieres encontrar la manera de ayudar a otros con tu trabajo.

– No quierer ser arquitecto.

Pero aprecias la belleza de tu entorno.

– No quieres ser empresario.

Lo que te atrae es el prestigio y el reconocimiento que asocias a esa profesión.

3. Analiza cada idea para ver si es coherente contigo

También es importante que tras esa «escritura libre» queden muy claros estos puntos sobre cada idea o posibilidad:

★ Pasión o interés

★ Talentos o capacidades

★ Demanda

★ Valores

★ Estilo de vida

Pasión o interés

Se trata de ver si tienes curiosidad, un interés genuino, real, por este tema.

No vale imaginar que algo te gusta, sino que en tu día a día tienes que tomar acciones que demuestran que te gusta y que salen de ti de manera natural. Por ejemplo, leer blogs o libros sobre un tema, solo porque te apetece saber más.

Es decir, a lo largo de tu vida tienes que haber demostrado ese interés. Tienes que poder probarlo diciendo, por ejemplo, que llevas muchos años leyendo sobre el tema, que lo buscas aunque nada ni nadie te obligue.

bienestar-aprendizaje

Elegir una formación es en cierto modo elegir respuestas a preguntas que tú te haces en el día a día. Las preguntas que te haces a diario sin darte cuenta, te indican sobre qué tienes curiosidad.

Por ejemplo, te interesa mucho la economía, la política, la salud física, la salud mental, la ciencia, el arte, la cultura, los deportes, la nutrición, las emociones, el aprendizaje, la creatividad, los idiomas, la programación, la jardinería, la construcción, el bricolaje, el funcionamiento de los ordenadores o de los teléfonos móviles o de los electrodomesticos o de los aviones, etc.

¿A qué prestas atención la mayor parte del tiempo?

Se trata de encontrar un marco de intereses para más tarde ir concretando.

No confundas el gusto por aprender o por ganar cultura general, con el interés genuino.

Quizá ahora te da por leer sobre X tema. O un día ves un documental sobre algo determinado y te parece súper interesante. Pero ya no vuelves a buscar sobre eso porque para ti no es imprescindible en tu vida.

¿Qué es aquello que te atrae y por tanto lo buscas de forma natural?

Talentos o capacidades

Es normal que sientas que te falta formación o que tengas que mejorar alguna habilidad pero el talento no es eso.

El talento es aquello en lo que desde siempre has destacado, aquello que a ti te resulta más fácil que a los demás, aquello por lo que a menudo te admiran.

Has de sentir que con tus talentos naturales, con aquello en lo que destacas, puedes llegar a ser bueno en eso. Que no sería algo forzado.

encontrar-tu-proposito-talento

Tienes que tener pruebas de que esa profesión sería compatible contigo.

Combina tus capacidades. ¿En qué tipo de profesión tiene sentido ese conjunto de capacidades?

Demanda

La demanda tiene que ver con la necesidad actual de ese trabajo, es decir, que existan personas interesadas en lo que esa profesión puede ofrecer.

Valores

Hay que dedicar tiempo a reconocer cuáles son tus valores, si no los tienes claros.

No todos tenemos los mismos valores principales. Se trata de que conozcas los tuyos y los tengas en cuenta en cada decisión que tomes para que haya coherencia en tu vida.

busqueda-de-proposito

Estilo de vida

Al igual que tus valores, tus pasiones y tus talentos, el estilo de vida que llevas o que te gustaría llevar tiene que ser coherente con la profesión que elijas.

El estilo de vida varía según tu personalidad y tus preferencias (campo / ciudad, oficina / aire libre, sola / en grupo).

A veces, para sentirte bien y realizada no se trata tanto de saber en qué trabajar sino en qué condiciones trabajar.

Ideas extra en tu búsqueda de propósito

  • Sé flexible → No tengas prejuicios

Quizá estás rechazando alguna profesión que te podría ir bien solo porque las personas que conoces que se dedican a eso no te gustan o no son competentes en su trabajo. O porque has escuchado que esa profesión es aburrida, no tiene prestigio o no tiene salidas.

En ese caso, replánteate si esa profesión podría ser coherente contigo (si muestras interés) y si realmente crees que podrías llegar a ser competente gracias a tus talentos y experiencias.

  • Sé curiosa → Investiga

Antes de enfocarte en algo investiga sobre las temáticas que más llaman tu atención. Busca en Internet cualquier cosa que se te ocurra sobre esa posible profesión.

Seguramente dispones de muchos recursos sobre esa temática:

Libros específicos con conceptos básicos para principiantes.

Cursos gratuitos en plataformas como Coursera, Miriadax, edX… Estos cursos consisten en unas series de vídeos recogidos por módulos y suelen ser muy amenos.

Vídeos o documentales.

Entrevistas a profesionales (donde explican en qué consiste su día a día en el trabajo) y a estudiantes (por qué decidieron estudiar eso, qué características personales conviene tener, qué conocimientos se adquieren en esa carrera…)

  • Sé coherente → Descarta

Sigue tu intuición. Seguro que hay cosas que tienes claro que no son compatibles contigo para nada o que no te importan. Así puedes ir descartando.

Quizá al ver varios vídeos de un ámbito de trabajo determinado te das cuenta de que es muy interesante lo que hacen. Pero también que no te ves haciéndolo, no sientes que sea para ti ni crees que realmente sea tu propósito de vida.

Sé sincera contigo. No decidas según lo que te gustaría ser, sino según lo que realmente eres.

  • Sé creativa → Busca soluciones a problemas del día a día

Entre las opciones que queden piensa qué es lo que más te gustaría solucionar, lo que más te preocupa, lo que más te duele, lo que más dentro te llega…

¿Qué crees que puede ser eso que para ti tiene más sentido y propósito?

De un problema en tu vida puede surgir tu propósito.

Puedes diseñar o idear una solución a ese problema. Y puedes ayudar a otros con tu idea.

Por ejemplo, a mi los problemas que más me llegan son los relacionados con la mente. Y me molesta mucho la ignorancia e incomprensión acerca de la alta sensibilidad, de la introversión y en general de las emociones. Por otra parte desearía tener la solución para la depresión y también para la búsqueda de propósito en el caso de personas multiapasionadas como yo.

  • Sé valiente → Prueba

No puedes pretender tomar todas las decisiones correctamente a la primera.

Ese miedo o perfeccionismo solo te paraliza o te hace que precisamente te equivoques más porque no tienes en cuenta la información o recursos que sí tienes (como en este caso podría ser el saber aquello que te gusta, aquello que se te da bien, aquello que es importante para ti, aquello que sientes que te dice tu intuición…)

Atrévete a probar lo que sea que en este momento más te apetezca hacer, más ilusión te haga o más te llame dentro de ti. Date la oportunidad de ponerlo en acción.

Solo así puedes ver si realmente eso es para ti y vale la pena seguir ese camino, o si no lo es y hay que seguir buscando.

escritura-para-encontrar-tu-proposito
¡PINÉAME!

Conclusión

Ten en cuenta que si tras hacer todo esto tienes dudas es porque tienes muchos intereses y muchas capacidades.

Es precisamente por esa riqueza y por la variedad de información de la que dispones que te resulta tan complicado decidir. No lo veas como un problema. Cambia la concepción sobre esto.

Los talentos pueden ser aplicables a muchas cosas diferentes y el tener tantos intereses te hace una persona más rica.

De lo que se trata con esto es de ganar claridad, de combinar talentos, de encontrar patrones en la lista final de posibles profesiones y de atreverse a hacer alguna de esas dos, cinco o veinte cosas que te planteas porque cualquiera de ellas será mejor que otras que no están alineadas con tus pasiones, talentos, valores y estilo de vida.

Todo esto con paciencia, con mucho amor, con mucha comprensión, aceptando tus tiempos.

Si no llegas a nada en este momento de tu vida y te bloqueas, no pienses tanto «¿cuál es mi propósito?» sino más bien «¿qué me apetece más hacer ahora? y «¿es eso coherente con mis pasiones, con mis talentos y con mi estilo de vida ideal?«

Sé que es difícil cuando empiezas a indagar… Pero con el tiempo (y si vas dando pasos) se irá esclareciendo todo.

Espero que te hayan servido estas ideas. Puedes compartir tus reflexiones abajo.

Gracias por leer.

Imágenes: Unsplash

Puedes suscribirte a continuación:

Please follow and like us:
error

6 respuestas a “Escritura para encontrar tu propósito”

  1. Me ha encantado! A ver si logro claridad siguiendo tus consejos. Gracias

    1. Muchas gracias por comentar.

      De veras espero que te sirva. Aunque a veces es necesario indagar en estas cuestiones varias veces a lo largo del tiempo, así como probar cosas que luego quizá resultan no ser lo que esperábamos. Pero en ese proceso se va ganando más y más claridad así que creo que vale la pena.

      Sobre todo ten en cuenta que es algo paulatino (más rápido para unas personas que para otras) asi que no te agobies y confía en que encontrarás aquello que necesitas.

      Un abrazo.

  2. Gracias por tus palabras, consejos, herramientas.
    Tal vez era cuestion de tiempo que me topara con tu articulo, tal vez era lo que tenia que pasar para darme cuenta de muchas cosas. Por eso, gracias por escribir.
    Continua asi, te deseo suerte en este proyecto y en todos los que te propongas.
    Espero que continues poniendo tu granito de arena para que oersonas como yo que se hayan un poco perdidas en cuentren un camino.
    Gracias.

    1. Muchas gracias a ti por tus palabras.

      Te lo agradezco ya que escribir para otros lleva muuucho tiempo y si no recibo comentarios no sé si sirve lo que escribo o no, ni si me leen personas que lo necesitan ya que cuesta que te encuentren cuando empiezas… Hay ya tanta información por ahí… yo intento recapitular lo que sé y aportar a partir de mis experiencias.

      Me alegro de que te haya servido y espero que hayas llegado a ideas concretas.

      Recuerda que en la vida podemos tener varios propósitos. En lo laboral se trata de encontrar un trabajo coherente contigo… pero a veces, además de dedicarle tiempo a la introspección y al autoconocimiento, hay que tener paciencia y probar cosas diferentes hasta poder encontrarlo o incluso saber crearlo a tu medida.

      Probar algo es la manera de saber si es para ti o no. No tengas miedo a equivocarte las veces que haga falta.

      Mucha suerte.
      Un abrazo.

  3. Me encantan tus artículos! Gracias, son bellos y muy útiles ❤️

    1. Muchas gracias Guille! Un abrazo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.