Estoy cayendo

estoy-cayendo

Estoy cayendo. Vuelvo a ver de cerca las profundidades del abismo. Es jodido. Pero no tanto como cuando estás en lo más hondo. Este es el momento de darse cuenta y de ponerse manos a la obra.

En este articulo compartía ideas para afrontar una depresión. Lo malo es que a veces no es cuestión de que no sepamos qué hacer. Es cuestión de que no tenemos fuerzas. Simplemente estamos hartos y no nos apetece hacer nada de lo que sabemos que nos iría bien.

La vida a menudo parece una lucha constante. Pero como en otros artículos recomiendo hacer, aquí estoy escribiendo. Eso al menos sí he tenido fuerzas para hacerlo.

A veces no hay soluciones que poner en práctica. Simplemente hay que parar, escuchar y perder el miedo a lo que llevamos dentro. Atreverse a vivir ese momento de oscuridad.

No subestimes el poder darte cuenta de lo que sientes. El hecho de que detectes que estás cayendo… no sabes lo valioso que es. Lo malo es cuando estamos tan ocupados con otras cosas que ni nos damos cuenta de que estamos cayendo hasta que es muy tarde ya.

Si estás cayendo, todavía tienes la claridad mental para aplicar ciertas mejoras. Todavía te queda energía así que aprovéchala bien. Quizá lo que hoy necesitas es descansar, escribir o llorar. Es perfecto que puedas ser consciente de ello. Además, cualquiera de esas acciones será más útil para tu bienestar emocional que evadirte. Y eso último es lo que solemos hacer por miedo o por falta de tiempo para mirar en nuestro interior.

El objetivo cuando abrí este blog era experimentar escribiendo para ver en qué contextos me siento más cómoda y al mismo tiempo ayudar. No sabía cómo pero ahora lo tengo al menos un poco más claro. Yo donde me siento bien es escribiendo sobre emociones, mostrando mi empatía y mi sensibilidad, tratando temas profundos. Y algunas veces duros también. Esos sobre los que mucha gente no quiere ni oír hablar. Porque cuando a ti una enfermedad mental, por ejemplo, no te toca de cerca (a ti o a algún familiar) es fácil mirar hacia otro lado y evadirte.

En definitiva, el objetivo era escribir sobre todo aquello que pienso que en su momento me hubiese gustado leer.

Hasta ahora quizá me he enfocado solo en compartir cosas que considero útiles y prácticas. De eso se trata también. Pero a partir de ahora, intuyo que también habrán más reflexiones profundas.

Por el momento siento que no estoy cumpliendo como quisiera con ese deseo genuino que tengo de ayudar a través del blog a las personas profundamente sensibles en especial. 

Pero sí lo he hecho a través de respuestas a comentarios, por ejemplo en grupos de personas altamente sensibles. Y el darme cuenta de que mis escritos, cuando me salen de dentro y son profundos, ayudan, me ha hecho proponerme transmitir de la misma manera aquí en mi blog.

Es verdad que técnicas y cosas útiles hay bastantes por la red. Pero aún a día de hoy a mi me sigue faltando leer textos realmente sinceros, incluso algo imperfectos y sin palabras demasiado rebuscadas, a veces valientes, que salgan de dentro y que no sean fruto del marketing.

Así que dentro de mis posibilidades eso iré intentando. Seguiré escribiendo, confiando en que llegue sobre todo a las personas a las que más les serviría leerme (bien para entenderse y ayudarse a sí mismas o bien para entender mejor a otras de su entorno).

Como decía al principio, a veces no hay soluciones o no son definitivas o tan rápidas y fáciles como desearíamos. Pero solo escuchar o leer a alguien que te entiende porque ha pasado por lo mismo… ya tiene mucho valor.

Gracias por leer.

estoy-cayendo
¡PINÉAME!

Puedes suscribirte a continuación:

Please follow and like us:
error

2 respuestas a “Estoy cayendo”

  1. Avatar naybelin caceres dice: Responder

    excelente, siento que tambien soy una persona altamente sensible, y tambien a veces he sentido que estoy cayendo

    1. Muchas gracias por comentar Naybelin. Todas las emociones son naturales asi que hay que vivirlas, no esconderlas.
      Para esos momentos de sentirse caer va bien escribir, sobre todo en un diario y sin filtro. También va bien repasar lo escrito después u otro día y subrayar ideas clave.
      Y ya en frío valorar si hay alguna mejora que está pidiendo el interior.
      Mucho ánimo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.