Incomodidad y búsqueda de propósito

incomodidad-y-busqueda-de-proposito

La incomodidad implica aprendizaje. También en la búsqueda de propósito. Si estás pasándolo mal quiere decir que estás aprendiendo y creciendo, aunque ahora no puedas percibirlo.

Cuando estás cómodo, te quedas quieto. Por lo tanto no aprendes ni creces. En cambio la incomodidad te impulsa a a replantearte todo, a investigar, a buscar, a aprender, a tomarte muy en serio qué cambios quieres lograr, a comprometerte a que tus acciones estén alineadas con lo quieres conseguir, a superar miedos y resistencias, a aceptar, a dejarte fluir con la vida, a tomar acción.

No sentirte realizado no es tan malo si haces algo productivo con esas sensaciones en vez de ignorarlas, ocultarlas, negarlas o incluso culparte o agobiarte por no encontrar respuestas aún.

Para hacer algo productivo con la incomodidad necesitas poner en práctica la resiliencia.

resiliencia:
1. f. Capacidad de adaptación de un ser vivo frente a un agente perturbador o un estado o situación adversos.

¿Cómo gestionar la incomodidad en la búsqueda de propósito?

Para empezar, ten siempre presente la idea de que esa incomodidad actual es sinónimo de aprendizaje y de crecimiento. Además es pasajera. Otras etapas de tu vida serán más de gozo y disfrute y menos, quizá, de introspección y crecimiento.

incomodidad-y-busqueda-de-proposito
¡PINÉAME!

En medio de este proceso de crecimiento aprovecha para hacer lo siguiente:

★ Aprende cosas de ti

Saca todo el aprendizaje posible de tus experiencias.

Por ejemplo, si no te gusta tu trabajo:

  • ¿Por qué no te gusta exactamente?
  • ¿Qué tendría que tener tu trabajo para adaptarse mejor a ti?
  • ¿Qué decisiones has tomado en tu vida para estar donde estás?

El hecho de probar algo y tener claro que no es para ti te ha permitido conocerte mejor. Así tienes más información sobre qué necesitas realmente.

Y el hecho de ser consciente de lo que te ha llevado hasta ahí quizá te indica cuáles son tus miedos o asignaturas pendientes. Por ejemplo, dificultad para tomar decisiones y dejar que otros decidan por ti, inseguridad, no creer en ti, no seguir tu intuición, no aceptarte tal cual eres y en consecuencia no sacar partido a tus talentos, no saber defenderte de manera asertiva…

Si ignoras el aprendizaje obtenido a partir de tus experiencias, éstas volverán a tu vida de mil formas diferentes hasta que apliques lo que pretenden enseñarte.

★ Sé creativa

¿Haces algo que no te gusta o estás en una situación en la que no deseas estar? No lo consideres el fin último. 

Considera esa incomodidad como un medio para poder conseguir lo que sí quieres.

Por ejemplo, aunque no lo disfrutes, si tienes un trabajo tienes un recurso: te permite subsistir y por tanto esta necesidad, aunque básica, la tienes cubierta. Quizás también te permite formarte, disfrutar de experiencias, viajar…

Quizá ese trabajo que no te gusta te puede permitir acercarte a lo que realmente quieres y merece la pena aguantar un tiempo.

Quizá en este momento de tu vida el lugar en el que necesitas estar es precisamente ese en el que te encuentras para poder estar mejor preparada en la siguiente etapa. 

Tu misión es utilizar tu creatividad para encontrar maneras de sacar algo positivo de ello.

Date la oportunidad de al menos valorar las diferentes opciones que existen. Y no te agobies por no encontrar una solución inmediata.

★ Atrévete a soñar

Imagina cómo sería un mundo en el que te levantases con ilusión cada día y en el que te gustase todo lo que te rodea desde que abres los ojos cada mañana: el lugar en el que vives, las personas con las que te relacionas, las actividades que realizas, las sensaciones y emociones que sientes…

Piensa cómo sería un mundo en el que dejases tu huella propia día tras día, un mundo en el que trabajar no fuese obligación sino movimiento, energía, pasión, vitalidad. En ese mundo ideal el trabajo es el motor de tu vida, lo que hace que se te iluminen los ojos y lo que le da sentido a todo (o mejor dicho, lo que influye en que todo tenga sentido, ya que además del trabajo hay otras cosas importantes en la vida también).

Todos nuestros sueños quizá no pueden hacerse realidad. Pero si no soñáramos ¿cómo sabríamos lo que queremos?, ¿cómo sabríamos hacia dónde nos dirigimos?

busqueda-de-proposito

Si no sabemos dónde desearíamos vernos es muy difícil que lleguemos.

Cada persona tiene sus sueños, aunque algunas veces ni sepa todavía cuáles son realmente.

★ Reconoce tu propósito

No es tanto «buscar tu propósito», sino más bien «reconocer tu propósito» (seguro que está presente en tu día a día e igual ni te das cuenta).

De hecho, propósitos puedes tener muchos. No se trata de encontrar un propósito único. Con paciencia, se trata de encontrar algo que esté alineado contigo, algo que cumpla los requisitos que tú necesitas (según tus intereses, tus talentos, tus valores).

Para eso puedes preguntarte qué te gusta, qué se te da bien, en qué has destacado siempre, qué cosas son más importantes para ti, cómo puedes ayudar a los demás

busqueda-de-proposito-autoconocimiento

Piensa que si ahora estás tan mal e incómoda quizá sea porque estás precisamente en el extremo opuesto de lo que te iría bien y de lo que es coherente contigo. Por tanto, cualquier movimiento que hagas para acercarte a cualquiera de esos muchos posibles propósitos va a ser preferible que no hacer nada.

Dedica tiempo a tu autoconocimiento pero también a aprender, a experimentar, a probar cosas nuevas:

☆ Apúntate a cursos de algo que te llame la atención. Tienes cursos online en Coursera, Miriadax, edX

☆ Lee diferentes tipos de libros y blogs.

☆ Busca vídeos o documentales sobre los temas que te interesan.

☆ Viaja.

En este artículo comparto recursos que me ayudaron en esta búsqueda y en este otro una guía para ayudarte a reconocer tu propósito.

★ Comprométete con tu propósito y toma acción

Acepta que es tu responsabilidad descubrir y compartir ese valor que tienes en ti y comprométe a dar los pasos necesarios para traer tu propósito a tu realidad.

Con paciencia, márcate objetivos realistas y toma acciones que sientas que pueden llevarte, o al menos acercarte poco a poco, a tu realización personal y profesional.

Por ejemplo, hacer ejercicios de autoconocimiento cada día o ser constante en un curso de autoconocimiento al que te has apuntado o en la práctica o el aprendizaje de algo que despierta tu curiosidad,…

★ Ten paciencia

Tanto con el proceso en sí como contigo mismo necesitarás tener mucha paciencia. 

Disfruta de la conexión contigo mismo. Y en la parte incómoda resiste con la idea de que estás creciendo. Todo proceso lleva su tiempo y cuando éste haya acabado tendrás más recursos para afrontar nuevos retos. 

como-afrontar-dificultades-resiliencia

Resumen

Para aplicar la resiliencia a la búsqueda de tu propósito y así hacer algo productivo con la incomodidad que sientes prueba a hacer lo siguiente:

☆ Aprende cosas de ti: qué necesitas, cuáles son tus miedos o asignaturas pendientes.
 Sé creativa: saca algo positivo de la incomodidad.
 Sueña para saber lo que quieres.
☆ Reconoce tu propósito: qué te gusta, qué se te da bien, en qué has destacado siempre, qué cosas son más importantes para ti, cómo puedes ayudar a los demás.
 Comprométete con tu propósito y toma acción.
 Ten paciencia: aunque no te des cuenta ya estás creciendo.

Cada persona tiene un camino propio por recorrer, un camino que vamos formando cada día con las decisiones que tomamos.

Confía en que cada persona tiene un valor que ofrecer al mundo.

La cuestión es ¿vas a atreverte a conocer cuáles son tus verdaderos sueños? Y cuando sepas cuáles son, ¿vas a atreverte a acercarte a ellos y a compartir ese valor único que sabes que puedes aportar?

Espero haberte inspirado de alguna manera y que el artículo te haya resultado útil.

Sé que esos momentos de frustración cuando atraviesas una crisis existencial y buscas tu propósito son realmente duros. Pero de verdad, si pones de tu parte y dedicas tiempo a la búsqueda poco a poco irás viendo todo más claro.

Gracias por leer.

Imágenes: Unsplash

Puedes suscribirte a continuación:

Please follow and like us:
error

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.