Las expectativas de los padres influyen en la autoestima de los niños

las-expectativas-de-los-padres-influyen-en-la-autoestima-de-los-niños

En el artículo «¿Cómo hacer que los niños tengan autoestima?» daba pautas para dar una buena educación y así fomentar la autoestima. Pero aquí quería desarrollar más el tema de cómo las actitudes y las expectativas de los padres influyen en la autoestima de los niños.

El poder de las expectativas de los demás y cómo influyen en nosotros se conoce como efecto Pigmalión y lógicamente tiene mucha relación con la autoestima.

«Las expectativas que tengan sobre ti, buenas o malas, condicionarán tu vida y tus logros o fracasos»

Del libro «El hombre que tenía miedo a vivir» de Miguel Ángel Montero.

Muchos pueden ver nuestro brillo pero si nuestros padres, las personas que más cerca tenemos, de las que más dependemos… no ven nuestro brillo o bien no nos lo hacen sentir, nosotros mismos vamos a pensar que ese brillo es inexistente. Porque lo que piensan nuestros padres, sobre todo los primeros años, es lo más importante para nosotros.

Las expectativas de los padres influyen en la autoestima de los niños

A nada que hayas observado las relaciones entre padres e hijos, habrás comprobado la enorme influencia de las expectativas de los padres en cómo se ven sus hijos a sí mismos.

Por ejemplo, si tú ves a tu hijo como alguien inteligente, brillante, educado, amable y simpático, vas a estar facilitándole que se fije en esas cualidades suyas y les de el peso que merecen. Así estarás fomentando su autoestima. Pero no solo porque así sea consciente de que las tiene, sino también porque cuando creemos que somos de una manera tendemos a actuar en consecuencia. Y así desarrollamos cada vez más las cualidades que creemos tener.

Si es desordenado pero quizá por esa misma razón es creativo, que tú pongas el foco en una cosa (lo desordenado que es) o en la otra (lo creativo que es) marca la diferencia. Ser desordenado lo puede vivir como su mayor defecto, o bien como un pequeño defecto sin demasiado peso, algo hasta anecdótico que puede tomarse como «el precio de ser creativo». 😉

las-expectativas-de-los-padres-influyen-en-la-autoestima-de-los-niños
¡PINÉAME!

O si por ejemplo tú lo ves como alguien débil, defectuoso, temeroso (cuando todos tenemos temporalmente estas cualidades y no por ello debemos identificarnos de manera definitiva con ellas) esta visión de sí mismo será la que le fomentes. Y esto como es lógico le creará inseguridad.

Si ves como un problema su introversión, sensibilidad y/o timidez, eso es lo que vas a crear: un problema. En cambio si esto lo ves como algo bueno (y le enseñas herramientas cuando sea necesario o bien le brindas la ayuda de quienes conocen esas herramientas que tú no sabes darle), entonces para él también va a ser algo bueno (y las partes malas, manejables, si es que las hay, que no tiene por qué).

Las expectativas de los padres ante la timidez en la infancia

En el caso de la timidez en la infancia se puede observar claramente cómo las expectativas de los padres influyen en la autoestima de los niños.

Si tú das por hecho que para tu hijo la timidez va a suponer un infierno, tu hijo (si tiene la predisposición genética) va a ser tímido y lo va a vivir como un infierno. Mientras que si tú aceptas y amas esa cualidad, tu hijo aprenderá a aceptar y amar esa cualidad. En un principio (no voy a generalizar) sin que se convierta en un problema.

Si tú consideras que la timidez es lo peor y le instas a hacer cosas que le dan miedo sin ningún tacto, tu hijo va a volverse más tímido que si lo dejaras ir a su ritmo. Y encima puede llegar a vivir obsesionado con esto.

«La manera en que los padres manejan la timidez de un niño tiene un fuerte impacto en cómo el niño se enfrenta a ese aspecto de su personalidad y también en el nivel de timidez que tendrá más adelante.»

Del libro «El cerebro del niño» de Dr. Daniel Siegel y Tina Payne Bryson

Jamás hay que forzar situaciones. Hay que, mediante el ejemplo, transmitir lo divertido que es relacionarse, así como la idea de que no hay una manera ideal de relacionarse. Se puede ser tímido y relacionarse perfectamente.

Si tú le transmites miedo con tu actitud obsesiva para que se relacione, o le pones en situaciones para las que no está preparado… ¿cómo vas a pretender que desee relacionarse?

Muchos creen que la forma de solucionar la timidez es forzando y afrontando los miedos. Y no siempre es así. Lo que a menudo consiguen con este enfoque es todo lo contrario: que el miedo crezca más y más. Y encima que aparezca la frustración por sentirse incomprendidos.

madre-niño-azul

Reflexión final

Las expectativas de los demás influyen, lo que se conoce como efecto Pigmalión. En concreto, las expectativas de los padres influyen en la autoestima de los niños. Y es importante tenerlo en cuenta para poder utilizarlo de manera positiva.

Saber eso me parece algo realmente potente a utilizar por padres, profesores y cualquiera en general. No hablo de mentir, de decir cosas de manera automática como «ay qué guapo / qué listo que eres» (este tipo de cosas superficiales y dichas sin pensar sirven de poco o nada). Hablo de pararse a observar y realmente ver la esencia del niño. De descubrir así sus verdaderas cualidades (orden, meticulosidad, sentido del humor, generosidad…) y hacérselas ver. Cualidades que solo va a sacar en un ambiente seguro donde se sienta cómodo.

Como padre o madre no vas a poder evitarle los problemas a tus hijos. Lo que sí puedes hacer es no generarles más problemas de los inevitables. Y esto que parece fácil y obvio… no lo es tanto. Pero ser consciente de ello (pues muchos padres creen que no tienen ningún tipo de efecto ni responsabilidad en el estado emocional de sus hijos y que su mera función es la de imponerles límites y hacer que se adapten a esta sociedad) me parece ya un gran primer paso para hacerlo mejor.

Gracias por leer.

Imágenes: Unsplash

Puedes suscribirte a continuación:

8 respuestas a “Las expectativas de los padres influyen en la autoestima de los niños”

  1. luisa broncano dice: Responder

    Hola Verónica! Soy mamá y sé de la importancia que tengo en su educación, y créeme si te digo que echo a temblar cada vez que lo pienso.
    Tengo un gran trabajo que realizar, sobre todo en mi misma porque tengo muchas carencias, y no se cómo enseñarle a él lo que yo ahora estoy intentando implementar en mi.
    Te agradezco el artículo. Un abrazo🤗🤗🤗🤗

    1. Hola Luisa. Gracias por comentar 😉 No se trata de echarse a temblar. En mi opinión en general hay una idea de pretender tener hijos perfectos y adaptados a la sociedad y esa misma presión solo lo empeora todo… Cuando la clave está en aceptar, en no tener tantas expectativas sobre ellos, como digo en el artículo. Disfrutar con ellos cuando se pueda, dar cariño y escuchar, estar ahí. Fluir, cuidar la relación día tras día. Pero todo eso tiene que salir de forma natural. No se trata de aspirar a ser padres perfectos sino de cumplir unos mínimos… Lo demás ya lo irás aprendiendo en el camino. Un abrazo.

  2. Hola Veronica,muy bueno el articulo,mi opinion personal como madre e hija,como hija pase una infancia de baja autoestima y abandono emocional por parte de mi madre,eso afecto a mi desarrollo adulto y hoy en dia trabajo en ello ya con 47 años y dos hijos,educo a mis hijos con 25 años y 15 años aceptandoles como son y que se respeten a si mismos y se quieran como son,mi hijo de 15 años tiene TDA es introvertodo,ermetico y tiene mutismo cuando no esta bien,esta pasando por una epoca muy complicada y emocionalmente tiene muchos altibajos y no sabe gestionar las emociones,desde pequeño le e enseñado que son dificultades y que las puede superar tratarlo como algo normal,en mi caso mi me madre me despreciaba,me chillaba,nunca tube un abrazo de ella ni una caricia,eso cuando fui creciendo tenia claro que no lo iba hacer con mis hijos,intentar ender a los hijos,comprenderles,la empatia,y darles su espacio para que puedan asimilar una emocion o situacion pero estando como madre ahi,en una pequeña distancia,que entienda el niñ@ que la frustacion o emocion hay que pasarla y entenderla y aceptarla es muy importante para que el dia de mañana se enfrenten a la vida con seguridad y superando los obstaculos.
    Gracias por darme la oportunidad de poder decir mi experiencia,espero poder ayudar a alguien.
    Un saludo y animo a tod@s.

    1. Hola Lucia. Muchas gracias por tus comentarios y por compartir tu experiencia. Lo que dices de tener claro que no ibas a hacer lo mismo con tus hijos me ha recordado a casos que conozco de no querer repetir el mismo error pero pasarse al otro extremo y hacer daño de manera diferente, por ejemplo no ser agresivo pero tampoco tener autoridad ni dar seguridad ni enseñar a defenderse. O dar cariño pero llegando a la sobreprotección.

      Por lo que cuentas tú se nota que has puesto mucha consciencia en todas tus vivencias y heridas emocionales del pasado y seguramente has logrado un sano equilibrio con tus hijos. Me alegro que haya personas concienciadas con la importancia de la educación y cómo influyen los padres. Personas que se plantean lo vivido y que intentan mejorarlo con sus hijos, que no son pasivos como tantos padres que se limitan a repetir lo que conocen, a pesar de que eso claramente no es la solución viendo la de personas que hay con malos recuerdos de sus infancias, de sus padres… y hasta traumas que empezaron ahí y siguen en el presente.

      Solo por curiosidad, para sanar tus heridas hiciste algún tipo de terapia en particular o lo hiciste por tu cuenta? Gracias de nuevo. Un saludo!!!

  3. Hola Veronica,muy bueno el articulo,mi opinion personal es que hay que entender a los hijos como son,como sienten,como se expresan…
    Como madre y como hija que soy desde mi experiencia he aprendido que cada niñ@ es un mundo y que los padres/madres deberiamos estar atentos de como se sienten para poder ayudarles a afrontar sus emociones y situaciones que para ellos es habeces complicado,el enseñarles respeto hacia ellos y los demas,que expresen lo que sienten y no lo guarden,que padres/madres seamos comprensivos y empaticemos aunque no estemos deacuerdo o no lo entendamos,los hijos nos dan lecciones de vida y no nos damos cuenta,enseñarles a afrontar las situaciones con calma y gestionar las emociones y frustaciones.
    Muchas veces los padres/madres traspasamos nuestros miedos e inseguridades a nuestros hij@s sin darnos cuenta y ese peso lo llevan de adultos,como padres/madres quiza sanarnos nosotro@s por dentro seria muy beneficioso para nuestros hij@s y para nosotr@s.
    Hablo desde mi experiencia personal,con una infancia de abandono emocional materno y nada de cariño ni afecto,ahora de adulta con dos hijos y uno con TDA he sanado en mi interior todo el dolor de mi infancia para poder ayudar a mi hijo,porque le estaba traspasando mi inseguridad y miedos,es un proceso lento pero merece la pena.
    Ahora observo a mi hijo,le respeto como es,le doy su espacio para que entienda su frustacion o emocion,que la sienta y que la acepte,siempre estoy ahi para el,pero en una pequeña distancia.Esto le ayudara el dia de mañana afrontar situaciones y entender sus emociones sin que yo influya en él negativamente,solo le ayudo cuando lo necesita y apoyarle,escucharle y entenderle.
    Gracias por darme la oportunidad de contar mi experiencia,
    Espero que a alguien le pueda ayudar.
    Un saludo y animo.

  4. Hola Veronica,lo primero gracias por contestarme para mi significa mucho.
    Decirte que mi hijo tiene TDA eso me dio la oportunidad con 5 años que tenia cuando se lo diagnosticaron de empezar a trabajar en mi misma primero para poder ayudarle,lo que me a ayudado a sanarme es darme cuenta que los traumas en mi infancia y adolescencia los tape pero los cure,empece hacer meditacion del perdon,midfulnnes y tecnicas de rejacion,mis miedos y ansiedad empezaron a cesar poco a poco,cambiar mis creencias limitantes por creencias nuevas,mis pensamientos tambien empece a cambiarlos,no ago de un pensamiento un problema ahora intento cambiar un pensamiento negativo por una imagen de calma en ese mismo pensamiento asta que cesa y no vuelve,tecnicas de relajacion y respiracion en momentos puntuales de ansiedad o panico.
    A mis hijos les he inculcado y enseñado todo eso mi hija si lo hace a dia hoy,mi hijo es mas complicado tiene crisis porque no gestiona las emociones entonces es mas dificil que lo llegue hacer aunque yo sigo insistiendole en la respiracion en esos momentos asta que se va calmando poco a poco.
    Lo importante es no gritar,no enfadarse,no culpar y no juzgar,dejar que se expresen,escuchar en modo activo,darles herramientas para que puedan buscar una solucion por ellos mismos,y siempre que un niñ@ este enfadado o grite preguntarle que es lo que le pasa y que se exprese,de esa manera se calma y se siente comprendido y no frustado,y el dia de mañana podra enfrentarse a situaciones difiles de una forma asertiva y no agresiva.
    Espero averte contestado a tu pregunta.
    Un saludo.

    1. Sí, gracias por contestar, entiendo que esas técnicas las fuiste aprendiendo por tu cuenta, sin terapia. Un saludo.

  5. Hola Veronica,no te he comentado que tambien he echo cursos de PNL,Inteligencias Multiples,Inteligencia emocional Emociones y de Habilidades Sociales y comunicacion,tambien me estan ayudando mucho.
    Un saludo.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.