Lo peor que le puedes decir a una PAS

lo-peor-que-puedes-decir-a-una-pas

En este artículo voy a escribir sobre lo peor que le puedes decir a una PAS con el objetivo principal de ayudar a entender a las personas que no son PAS el por qué este tipo de comentarios no aportan nada bueno (aunque también contiene reflexiones muy interesantes para los que sí lo son).

[Ser PAS significa ser una persona altamente sensible. Te recomiendo este otro artículo donde escribo sobre el rasgo y cómo saber si tú eres una de ellas.]

Recomiendo leer esto a padres, familiares y amigos de personas altamente sensibles, en especial si son niños porque en esa etapa son más vulnerables.

Pero no solo a ellos.

De hecho a menudo estos comentarios vienen de personas que al no conocernos tanto hacen sus propias valoraciones a partir de sus experiencias y de lo que saben, que sobre estos temas no suele ser mucho.

Lo peor que le puedes decir a una PAS

A continuación van las peores cosas que le puedes decir a una PAS (persona altamente sensible).

Por supuesto, dependerá también del contexto… pero en general evita hacer estos comentarios:

¿Por qué lloras?

Aparentemente no es tan grave pero si te lo preguntan delante de todos cuando eres un niño o una niña que ni siquiera sabe que es altamente sensible ni por qué llora exactamente, la impotencia y frustración que te puede crear es inmensa.

Si un niño altamente sensible llora es porque algo le ha sobrepasado y sencillamente necesita desahogarse. No hay ningún problema. Es posible que no tenga una respuesta para darte así que preguntándole por qué llora solo vas a conseguir hacerle sentir acorralado e incomprendido. Más aún si es delante de varias personas con las que no tiene suficiente confianza.

Tienes mala cara

Probablemente se deba al cansancio debido a la sobreexposición a estímulos que le agotan por ser PAS.

La cuestión es que ya sabe que tiene mala cara, igual que sabe que está cansad@, así que mencionarlo lo único que puede aportar es hacerle sentir culpable por agotarse antes que la mayoría o bien por no esconder su cansancio bajo el maquillaje, como pareciera que «se debe» hacer. El maquillaje es maravilloso cuando se utiliza por gusto y no por necesidad. Por lo que la conclusión no debería ser «se me ve mala cara, tengo que taparla», sino más bien «me veo mala cara, me iría bien comer y dormir mejor», por ejemplo.

Esta sociedad valora demasiado la belleza física. Para mi, belleza es también mostrar orgullosos nuestra imperfección. Y sino mira a los animales. Algunos son considerados poco agraciados pero a mi me parecen todos bellos porque se muestran como son.

Este tipo de comentarios son los que hacen que con el tiempo muchas personas se vuelvan inseguras y superficiales. Afortunadamente otras tienen muy integrados valores como el amor propio y la naturalidad y no se dejan influenciar demasiado por este tipo de comentarios.

Te cansas en seguida. Eres muy débil. Eres muy delicado. O cualquiera de sus variantes…

Lo cierto es que yo por ser PAS no soy ni más delicada ni más elegante que otra persona. Digo palabrotas y hago cosas que no son de persona delicada. Y tampoco creo que sea débil ya que he vivido situaciones que habría que ver a los que se creen tan fuertes cómo las afrontarían.

Se confunde la fortaleza con el mostrarse enérgico y hacer ruido. Pero ser fuerte es afrontar las diferentes situaciones de la vida con una actitud resiliente y responsable. Lo otro es ser bruto.

Si me canso antes es porque mi cerebro se sobreestimula más fácilmente. Y a pesar de ello afronto mis obligaciones como otras personas que no tienen esa sobreestimulación.

A mi me molesta por igual que me consideren débil y que me pongan cualidades negativas que no tengo como que consideren que por ser altamente sensible soy más buena y «mejor» en general. Con ambos enfoques están malinterpretando lo que es ser altamente sensible.

Por todo eso no soporto que se confunda así la alta sensibilidad con otros conceptos, positivos o negativos, que no tienen nada que ver como la delicadeza, la bondad, la elegancia o la debilidad. Todos ellos son rasgos a parte que tenemos en mayor o menor grado al margen de que seamos PAS o no.

lo-peor-que-le-puedes-decir-a-una-pas
¡PINÉAME!

Eres (o estás) muy callado

Automáticamente muchos piensan que si estás callado es porque estás mal o porque eres pasivo, tímido o aburrido. Y no tiene por qué.

Yo personalmente, en muchas ocasiones soy callada como modo de ahorrar energía porque noto que me voy quedando sin fuerzas o estoy muy cansada y lo que menos me apetece es hablar. En otras ocasiones no hablo por timidez. Y en otras por falta de interés en los temas de conversación.

A veces también a mi me sale hablar de temas superficiales pero forzarme a hacerlo sin apetecerme me agota extremadamente. Muchas veces simplemente soy incapaz de involucrarme en conversaciones que van en contra de mis intereses y hasta de mis valores, así que me quedo callada. Pero, en este caso, para mi es algo bueno precisamente: es una manera de ser auténtica. Lo único malo es aguantar las interpretaciones que a veces hacen los otros llegando es ocasiones a infravalorarte.

También de vez en cuando hablo mucho según mi estado de energía, con quién esté y de qué temas pueda hablar. Pero sobre todo hablo o no hablo según me apetece. Y eso es algo que deberíamos poder hacer sin tener que aguantar ningún tipo de comentarios.

Así que no juzguéis al que habla poco. Aceptad que no a todos nos gusta hablar de temas superficiales ni todos estamos dispuestos a hablar aunque no nos apetezca solo por quedar bien. Y por supuesto a veces es que estamos en modo ahorro de energía porque hemos tenido demasiados estímulos.

Sin embargo, todo eso es lo que me pasa A MI. Igual otra PAS siempre que está callada es porque prefiere escuchar o únicamente porque está en modo ahorro de energía o por cualquier otro motivo (y no también por otras razones como me pasa a mi).

Aunque es posible que el otro no hable por timidez, recordad que no siempre ese será el motivo. Y si lo es, recordad que nadie elige sus limitaciones (vosotros podríais estar en su situación) y que si no mostráis comprensión estáis añadiéndole «otra limitación» más.

Sobre todo aceptad que todos somos diferentes, simplemente a unos se les nota más que a otros.

Por otra parte, reconozco que yo también lo he dicho y alguna vez lo he recibido sin tomármelo mal. Depende de las formas, de quién lo dice…

Cuando yo lo he dicho ha sido a otra persona con la que tengo muchísima confianza, con la que estoy hablando a solas y veo que realmente me habla menos de lo habitual. Pero se lo he dicho con total naturalidad y jamás delante de un grupo.

Creo que no es tan grave si no se dice delante de más gente y cuando hay mucha confianza, la suficiente para tener la certeza de que efectivamente la persona está quizás preocupada por algo (o cansada y no tienes por qué adivinarlo).

Si no es ese caso (como pasa la mayoría de veces) y es solo una forma (o eso crees tú) de animarle a hablar, te digo ya que vas a conseguir justo lo contrario.

En cualquier caso yo recomendaría no decirlo nunca, para más seguridad.

Ven, hazlo por mi

Algunos pueden pensar que los egoístas somos nosotros por decir no a planes que no queremos o que sabemos que nos van a agotar demasiado.

Lo cierto es que los egoístas son ellos si aún sabiendo hasta qué punto nos cansa algo nos piden que lo hagamos «por ellos».

No me estoy refiriendo a no apuntarse a ningún plan (a veces la solución no es no apuntarte a algo sino cambiar alguna condición, como la hora de vuelta a casa).

Hablo de situaciones como la de este caso personal:

Un compañero siempre me pedía que me quedara a tomar café y después a desayunar (en total 3-4h sin exagerar) después de trabajar por la noche. Yo salía reventada pero al no tener coche ni carnet ni haber transporte público hasta ese lugar, estuve cediendo hasta que logré aprobar y comprarme un coche. Entonces me echaba en cara que ya no me quedara, a pesar de haberle explicado mil veces y de mil maneras lo que me pasa.

A este tipo de cosas me refiero si digo que no hay que ceder. Hay que explicar lo necesario y ya es decisión del otro comprender o no.

Tampoco recomiendo abrirse demasiado con según quién porque hay gente que simplemente no está abierta y/o preparada para comprender nada sobre salud mental, emociones o alta sensibilidad. Y decirlo abiertamente, sobre todo al principio, es solo una forma de que te etiqueten, tergiversen lo que te pasa y sí, de que te hieran.

En el ejemplo de antes, al final a ese compañero, que por otra parte siempre se ha portado muy bien, le hice leer un artículo sobre alta sensibilidad. Lo bueno es que desde entonces no me atosiga. Lo malo es que no llega a entender mi alta sensibilidad como me gustaría.

Es por eso que no recomiendo abrirse sin más, mejor simplemente explicar lo justo y que entienda quien quiera.

Creo que en gran medida la autoestima o el amor propio consiste precisamente en conseguir que no nos importe tanto lo que los demás piensen de nosotros. Con eso quiero decir que no es necesario que des toda la información para justificar que no quieres hacer algo. Con un no (y una pequeña explicación si lo consideras necesario según quién sea la otra persona) basta. Y que piensen lo que quieran.

Conclusión

En definitiva, evitad cualquier comentario que pueda hacer sentir o parecer al otro como una persona débil, en especial en los primeros años cuando la personalidad todavía no está formada.

No siempre sabemos quién es altamente sensible y quién no… por eso conviene tener cuidado siempre. Y por supuesto muchísimo más con los niños.

Yo he recibido muchas veces comentarios como estos, a veces también de personas que me quieren, y sé que son fruto de la ignorancia, contra la cual el mejor antídoto es la información.

Si se os ocurre algo más podéis comentarlo abajo.

Gracias por leer.

Puedes suscribirte a continuación:

Please follow and like us:
error

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.