Qué hacer si te dicen que hablas poco

que-hacer-si-te-dicen-que-hablas-poco

«Qué callada estás». Me lo han repetido a lo largo de la vida. Siempre me ha dado rabia que los demás consideren negativo algo que para mi es neutro. Debería ser natural hablar cuando uno quiere, sea mucho o poco, sin tener que recibir comentarios. Por eso en este artículo te voy a explicar qué hacer si te dicen que hablas poco.

¿Hablo poco? Según donde y con quién. Como norma general prefiero observar y hablar solo cuando tengo algo que decir, no por el mero hecho de hablar, como por obligación. Ser callada por lo general para mi no es consecuencia de ningún problema. El problema me lo provocan algunas personas con sus comentarios.

Algunos creen que si no hablas es SIEMPRE porque estás mal. O porque eres tonta, sosa o aburrida. Les cuesta comprender que para algunas personas (especialmente las introvertidas) hablar A VECES puede ser apasionante pero no siempre necesitamos estar parloteando sin parar.

Por lo general, la sociedad ha asumido que está mal decirle a alguien lo gordo, tonto o feo que es y que generalmente también es incómodo comentar lo atractiva, inteligente o simpática que nos parece o no la otra persona. En cambio parece que lo de opinar sobre el nivel de palabras que sueltas no está mal visto.

«¡Cuánto has hablado hoy!», «no hables tanto que me vas a dejar sordo» u otro tipo de comentarios que algunas personas sueltan con ironía (unas veces a mi y otras yo he sido testigo de cómo se lo decían a alguna otra persona) me parecen muy hirientes. De ahí este artículo.

que-hacer-si-te-dicen-que-hablas-poco
¡PINÉAME!

Qué hacer si te dicen que hablas poco

Vamos a tratar con personas que, unas veces por ignorancia, otras por maldad, nos van a soltar comentarios diciéndonos que hablamos poco. Como si no lo supiéramos ya o como si pensaran que mencionándolo van a conseguir que hablemos más (cuando más bien sucede lo contrario).

Por todo lo anterior he pensado compartir unas ideas a tener en cuenta para que sepas qué hacer si te dicen que hablas poco. Para que no vuelvas a vivir esa experiencia que todas las personas calladas hemos vivido más de una vez de que te digan algo al respecto, no sepas ni qué contestar ante eso que consideras una falta de respeto (seguramente tú no le vas soltando a nadie comentarios sobre su personalidad, sobre lo callado o hablador que te parece o lo bien o mal que te cae) y te quedes con esa sensación tan desagradable de frustración e impotencia.

Encuentra tus motivos para hablar poco

En primer lugar, es importante que sepas por qué tú, en la situación en cuestión en concreto, hablas poco. Encontrar tus motivos es lo que te va a ayudar primero a entenderte mejor a ti misma. Y después a tener la seguridad, fuerza y determinación para defender tu propia forma de ser ante otros.

Múltiples motivos posibles

Hay personas que quizá hablan poco porque se creen mejor que nadie (no conozco a ninguna pero imagino que las habrá). Hay personas que hablan poco por inseguridad, otras por timidez, otras por ansiedad social, otras porque no soportan la falta de autenticidad inherente a la mayoría de conversaciones o porque debido a su introversión prefieren escuchar, hablar de tonterías generalmente se les hace un mundo y cuando socializan necesitan sentir que realmente conectan a un nivel más profundo con la otra persona o que profundizan en un tema.

La introversión es un rasgo tan natural como la extroversión, no tan común pero tampoco tan raro. Se estima que hay entre un 30-50% de introvertidos en el mundo pero no es fácil de determinar porque la introversión – extroversión es un continuo y normalmente no somos 100% una cosa u otra.

Hay muchas personas para las que hablar es agotador (algunas introvertidas y muchas PAS) y miden sus palabras para poder tener energía para el resto de actividades del día. Y hay personas que según la situación tendrán un motivo diferente para hablar poco.

altamente-sensible-dormir

Explico esto porque no hay que generalizar. Es decir, estar callada no implica estar aburriéndote, ser engreída o morirte de timidez. Pero igual en algunos casos concretos sí sea esa la causa.

Introversión, sensibilidad y conversaciones sin sentido

La mayoría de las veces las conversaciones van de criticar, de quejarse o de temas superficiales y aburridos, sin sustancia.

Para mi son conversaciones hirientes cuando se basan en la superficialidad y se comenta o se critica el físico o el carácter de otras personas.

Y son aburridas, cuando repiten una y otra vez las mismas historias, anécdotas del pasado o las mismas quejas de siempre sobre lo mal que está todo, sobre temas burocráticos, sobre el dinero…

A menudo, las conversaciones son insípidas, repetitivas, aburridas, centradas en el decir algo, lo que sea, y no en el escuchar (de lo que te das cuenta cuando hablas y sientes que no te escuchan y que solo están preocupados por lo próximo que van a decir) con el único fin de hablar por hablar porque la mayoría no soporta el silencio ni por unos pocos instantes.

Especialmente las personas altamente sensibles sabemos apreciar muy bien el tono, el sentido más allá de las palabras, la profundidad de la conversación, si nos escuchan de verdad o no, si de veras les importa lo que pensamos y podamos decir o simplemente quieren llenar un vacío o silencio. Y somos más sensibles a todo tipo de sensaciones o comentarios desagradables (así como estimulantes o inspiradores) que escuchamos sobre otras personas o sobre cualquier tema en general.

Cuáles son mis motivos para hablar poco

Yo por ejemplo a veces no hablo por timidez, porque me siento insegura hasta que cojo confianza o porque no me siento cómoda en grupos grandes. Otras veces no hablo porque las conversaciones superficiales me drenan la energía. O bien porque percibo la incomprensión de esa persona y no soporto la falsedad de hablar por hablar sabiendo que me están criticando a mis espaldas. O porque simplemente no tengo energía, porque tengo sueño, cansancio extremo…

Entiendo que hay personas que necesitan socializar casi sin parar y lo respeto. Así recargan ellos su energía. ¿Por qué no pueden ellos respetar que mis necesidades (y las de muchos introvertidos) son diferentes? Necesito más soledad, más silencio, más introspección. Y cuando puedo tener esto me siento genial.

Eso no quiere decir que no hable o que no me relacione. Lo hago pero no casi las 24h como hacen otros, lo cual a mi me parece una locura (aunque lo respeto). El esfuerzo que hay que hacer para entender al diferente es mutuo. A mi me cuesta entenderles pero lo hago. Y ellos podrían hacer lo mismo.

alta-sensibilidad-entorno-timidez

Riéte y contesta con serenidad

Tómatelo con humor, sonríe e incluso riéte (ya sea por dentro o también por fuera) cuando te digan que hablas poco. Lo peor que puedes hacer (aunque es inevitable no haberlo hecho) es ponerte a la defensiva contestando mal y «dándoles la razón sobre lo borde o rara que eres» o bien no reaccionando «dándoles la razón sobre lo débil que pareces» y después seguir dándole mil vueltas al comentario y martirizándote.

Reaccionar con asertividad y decir algo con educación en ese momento es muy liberador. Puedes tomarlo como una oportunidad para defender tu personalidad (y la de tantas otras personas) y extender, aunque sea una pizca, tu visión al respecto. Una oportunidad de «educar» a esas personas.

Qué puedes decir si te dicen que hablas poco

A continuación, te dejo algunas frases que puedes decir con serenidad. Según la situación y lo atacada que te sientas será más conveniente usar una u otra (o igual se te ocurre otra mejor).

  • «Soy más de observar y escuchar.»
  • «Soy más de hacer que de hablar.»
  • «¿Por qué todos tenemos que ser habladores? ¿Qué tiene de malo ser callado?»
  • «Todavía no me he perdido ninguna conversación interesante.» (esta solo si la otra persona ha sido borde y quieres responderle de la misma manera…)
  • «En mi mundo ideal todos serían como yo» para dejar claro que estás encantada con tu personalidad y que lo que para ellos es negativo para ti es maravilloso y, puestos a elegir, preferirías un mundo de personas calladas. Pero al igual que la anterior… solo para usar si la otra persona ha sido borde.
  • Si te dicen… «¡Anda, pero si estás aquí!, podrías decir… «Claro, es que para hablar ya estáis vosotros…» Es una idea que Daniela da en los comentarios y la verdad es que me encanta.
  • Si te dicen «no hables tanto», podrías decir: «No paro de hablar, ¿eh? ¿A que no has conocido nunca a alguien que hable tanto como yo?»
  • O si dicen… «Pepita no está», podrías decir con humor «Sí, me he convertido en un fantasma / espectro. No me ves ni me oyes pero estoy aquí jajaja» 🙂
  • Si te dicen «¿estás ahí?» podrías decir: «No, es mi espíritu.»

Esta frase la leí en un artículo de «La mente es maravillosa» y me encantó:

«Hay quien encuentra el silencio algo incómodo e insoportable… tal vez sea porque tienen demasiado ruido en su interior.»

Para usarla la he convertido en «Si el silencio te incomoda igual es que tienes mucho ruido en tu interior». Nunca la he utilizado pero creo que podría serme útil alguna vez.

Más que lo que digas es importante cómo lo digas

Lo más importante es mantener la calma y tener sentido del humor. De esta manera transmitirás que para ti hablar poco no tiene nada de malo y que los comentarios que te hagan no pueden herirte.

Digas lo que digas que sea desde la serenidad, la paz interior y la actitud firme de una persona que se ama a sí misma, que comparte lo que piensa con determinación (quizá con pocas palabras pero las justas) y que al mismo tiempo no necesita cambiar la opinión de nadie.

Puedes inspirarte en estas opciones que te he dejado y elegir alguna de ellas (o varias) y modificarlas para que te sientas cómoda y te pueda salir de forma fácil llegado el momento.

Qué podrías haber dicho si te dijeron que hablas poco

Si hace poco has pasado por una situación así te recomiendo algo que va genial para gestionar esas emociones. Revive la situación pero esta vez respondiendo como te hubiera gustado. No importa tanto que sea una respuesta explosiva. Lo importante es que reacciones y así no te sientas impotente después, con la sensación de no haberte defendido.

No te sientas culpable. Es un ataque en toda regla (como he dicho antes a la mayoría no se nos ocurre mencionar ningún aspecto del físico o de la personalidad de la otra persona en su cara) y es normal quedarse en blanco al principio. Por eso te recomiendo que pienses qué dirías ahora y revivas la situación contestando como te hubiera gustado.

Ámate

Solo si te amas lo suficiente eres capaz de relativizar también y tomarte estas cosas con una dosis de humor.

Si no te amas, solo te importa lo que los demás piensan y le das más valor del que tiene a todo tipo de comentarios, sin importar su contenido ni procedencia.

A cada cosa la importancia que tiene

Si te amas, le das la importancia justa a lo que los demás piensen porque nadie te conoce mejor que tú y por tanto nadie puede opinar sobre ti misma mejor que tú. Las opiniones de los demás las filtras, reflexionas sobre por qué te ha dolido tanto, cuál es la parte verdadera del comentario que te han hecho y cuál es la parte falsa (por ejemplo la parte verdadera puede ser que hablas poco en determinados entornos, la parte falsa podría ser que no hables nunca, que seas rara o que seas tonta, aunque esa persona pueda no haberlo percibido de la misma manera).

Para amarte necesitas conocer y aceptar tus fortalezas y debilidades. Nuestras cualidades a menudo son rasgos neutros, ni buenos ni malos o según el momento. O sea, puedo ser callada a veces y habladora otras. Puedo ser simpática a veces y distante otras. Y no necesariamente tiene que ser bueno o malo ser callada, habladora, simpática o distante. Simplemente son cualidades neutras en un principio y con todas ellas puedes estar satisfecha o no. Lo que realmente importa es qué piensas tú al respecto en cada situación.

autoestima

Amarte implica aceptar que no vas a gustar a todos. Entender que eso te moleste (pues somos humanos y queremos agradar a todos) pero solo hasta cierto punto

Que sea más grande el amor incondicional hacia ti tal como eres sin cambiar nada, que el interés por tener un tipo determinado de cualidades y la preocupación por lo que los demás piensen de ti.

Saca algo útil

Tras ese filtro que hagas de las opiniones de los demás, incluso en el caso de que la otra persona sea una imbécil o maleducada, quizá puedes sacar algo útil.

Quizá algo de lo que te dicen es algo que tú también deseas cambiar. Adelante en ese caso. Sería como sacar la critica constructiva. O quizá no es algo que te han dicho sino algo que te han recordado. Por ejemplo, el deseo de hablar con más seguridad, de intervenir y compartir tu opinión más a menudo o de saber defenderte de los comentarios basados en lo mucho o poco que hablas.

Sea lo que sea para que de verdad sea útil y beneficioso para ti tiene que basarse en un verdadero interés, uno que surja de tu interior.

Como dije antes, lo que de verdad importa es lo que tú piensas al respecto. Si el problema es que tú no estás conforme con tu comportamiento en algún momento determinado convendría que analizaras el por qué de dicha actuación. Por ejemplo, ¿por qué he estado tan callada si quería hablar?, ¿por qué he sido tan distante si no quería serlo? o ¿por qué en esa otra situación me he mostrado simpática cuando desearía haber sido distante?

Explica tus necesidades

Convendría que cuando tengamos oportunidad expresemos nuestras necesidades a las personas que son importantes para nosotros, si es que no las conocen aún. Sé que no es fácil y que muchas veces no obtendremos el resultado deseado: que nos comprendan. Pero podemos darles la oportunidad.

En la sociedad occidental en la que vivimos está muy bien vista la extroversión y lo contrario no se valora, en parte porque no se conoce. Estamos muy acostumbrados a ver con buenos ojos al que se hace notar, al que habla mucho. Y cuando nos encontramos con algo diferente: quietud, calma, silencio, introspección, profundidad, sensibilidad (cosas que en según qué culturas y círculos precisamente están bien vistas) nos chirría al no saber de qué va.

Ten en cuenta que hay personas que aunque sí sean buenas y estarían dispuestas a entendernos llevan prácticamente toda la vida ahí fuera, hablando y relacionándose con la máscara de extrovertida, evadiéndose y «afrontando» los problemas de la vida mediante más evasión e ignorando las emociones, por lo tanto suelen tener su mundo interior y su sensibilidad muy poco desarrollados. Pero en realidad hay más introvertidos de los que vemos.

persona-altamente-sensible-percepcion-sensorial

Así que explica lo que sientes, dales la oportunidad y sobre todo dátela a ti misma porque el mero hecho de defender tu personalidad sin importar el resultado tiene mucho valor.

Aunque no recomiendo que se haga siempre, solo con esas personas que sean importantes para nosotros y nos inspiren mucha confianza. Con el resto, como dije antes, mejor sonreír y decir algo tipo «si el silencio te incomoda igual es que tienes mucho ruido en tu interior».

Sé auténtica

Aléjate de quienes no te comprendan

Siempre que puedas aléjate de esas personas que no te comprendan. No se te ocurra tener grupos de amigos en los que haya personas que te hagan comentarios que te incomoden. Es agotador tener que estar siempre defendiéndote. Está bien que expliques tus necesidades a esas personas que son importantes para ti. Pero si a pesar de haberte explicado no te entienden, sigue tu camino. Hay muchas personas que sí te entenderían y te respetarían. La primera que tiene que hacerlo para dar con esas personas, eres tú misma.

Por otro lado, si por contentar a otros te fuerzas a convertirte en alguien que no eres nunca serás feliz. Y por supuesto tampoco en ese caso conseguirás lo que crees que deseas (caer bien) ya que la falta de autenticidad también se percibe.

Diferente es que realmente desees cambiar algún aspecto concreto (por ejemplo, hablar más en ciertas situaciones) pero siempre abrazando tu personalidad introvertida, nunca negándola. Todo es cuestión de que escuches lo que tu interior siente y lo que te está pidiendo. ¿Impotencia por el comentario injusto que has recibido? ¿Deseo de reivindicar los derechos de los introvertidos y/o deseo genuino de cambiar algo no por los demás sino por ti? En caso de que sientas que quieres hablar más, que lo hagas sí te estará acercando a ser más tú. Pero en el proceso no debes perderte.

En cualquier caso no te etiquetes a ti misma ni dejes que te etiqueten. Estoy segura de que no siempre hablas poco. Probablemente cuando algo te hace sentir viva, te estimula y tienes la energía suficiente, el hablar te sale de manera natural. Al igual que con ciertas personas las conversaciones fluyen.

Encuentra tu sitio

Descubre cuáles son los temas, actividades y personas con las que te sientes como pez en el agua, con las que todo fluye, con las que el hablar no es una obligación, con las que disfrutas del silencio, pero también del diálogo. Busca más de esas situaciones, de esas personas, de aprender sobre esos temas que te dan la vida.

Encuentra tus ambientes y actividades ideales. Prueba cosas nuevas hasta encontrarlos. No quedes por quedar, sin sentir ningún tipo de motivación. Aléjate de lo que te hace sentir fuera de lugar.

La vida no es para que te fustigues tratando de adaptarte a un estilo de vida mayoritario en la sociedad, sino que es tu estilo de vida lo que tienes que adaptar a ti.

Si te encanta el silencio, dedica gran parte de tu tiempo a actividades que lo requieran, como la meditación, el yoga, la lectura, la escritura, el estudio, la pintura… Y si te encanta hablar de temas profundos, crea ocasiones para ello, busca personas con las que hablar de esos temas, lee, aprende, prepárate para cuando la vida te ponga ante situaciones que podrían enriquecerte si las sabes aprovechar.

altamente-sensible-pintar

Tu ambiente ideal podría ser cualquiera (callados o no e introvertidos o no, todos tenemos diferentes intereses). Por ejemplo, un laboratorio, un campo de fútbol o una pista de baile. Un ambiente donde hagas lo que disfrutes y puedas tratar con personas que compartan tus intereses.

Así que para encontrar ese ambiente ideal necesitas probar, aprender y conocer diferentes ambientes.

Conclusión

Hablar poco no tiene absolutamente nada de malo pero en esta sociedad no suele estar bien visto aunque sabemos que para ciertas actividades ser callado por naturaleza ayuda. Por eso te invito a que le saques partido y encuentres tus ambientes, actividades y personas) ideales. Y sobre todo que abraces tu personalidad, que veas las cosas buenas que tiene.

«Todo el mundo es un genio. Pero si juzgas a un pez por su habilidad para escalar un árbol, vivirá toda su vida pensando que es un inútil.»

A continuación, te resumo qué hacer si te dicen que hablas poco:

Encuentra tus motivos verdaderos para hablar poco. Podrían estar relacionados con la inseguridad, el miedo y la timidez o con el amor por la profundidad y el gusto por observar y escuchar, propios de la introversión y de la alta sensibilidad. Es importante que los tengas en cuenta ya que no para todos son los mismos. Tampoco para una misma persona son siempre los mismos. Tenerlos presentes te ayuda a comprenderte y a tener la seguridad suficiente para saber que no pasa nada con ser callada y transmitírselo así a los demás cuando sea necesario.

Riéte y contesta con serenidad cuando alguien te diga algo al respecto. Prepárate con antelación. Ten interiorizada alguna respuesta y sobre todo una actitud. Reacciona con educación, sonríe y manifiesta lo que opinas sobre lo que te dicen. Defiende tu personalidad, por ti y por el resto de introvertidos.

Ámate. Solo si te amas eres capaz de tomártelo con cierto sentido del humor, transmitir seguridad y conseguir no darle demasiada importancia a lo que puedan decirte y que no te influya más de la cuenta ningún tipo de comentario. Y saca algo útil, si lo hay, de cualquier comentario o situación.

Explica tus necesidades a tus personas de confianza cuando creas que puede ser conveniente.

Sé autentica: aléjate de quienes no te comprendan a pesar de haber explicado tus necesidades. No te fuerces a encajar donde no encajas, no pierdas tiempo. Prueba y aprende, conoce: encuentra tu sitio.

Deseo que ahora sepas qué hacer si te dicen que hablas poco y sobre todo que, al margen de que reacciones o no en el momento, el efecto que puedan tener en ti las palabras de los otros no sea tan grande.

Y por supuesto si se te ocurre alguna idea más compártela ya que nos puede ayudar a todos.

Gracias por leer.

Puedes suscribirte a continuación:

94 respuestas a “Qué hacer si te dicen que hablas poco”

  1. Muy buen post. Mejor aún por contarlo desde su propia experiencia y vivencias.

    1. Muchas gracias por comentar.

      1. Yo diría: » prefiero escuchar las tonterías que dicen a ser la tonta que lo dice.»

        1. Jajaja muy bueno. Pero para poner en práctica lo suyo es encontrar opciones que realmente te veas capaz de aplicar en esos momentos sin quedar como una borde 🙂 aunque no descarto que alguna vez esa también pudiera ser útil y aplicable 😉

        2. Muy bueno, gracias 😉 me es de mucha ayuda 🥳 ojalá hubiese leído esto antes.

          1. Me alegro un montón Lucy. Gracias a ti! 🙂

          2. Me ha encantado, lo leeré cada vez que me haga falta!

          3. Gracias por comentar, Alma. No existen recetas milagrosas pero con el artículo pretendo que intentemos reaccionar mejor quitándole hierro a ciertos comentarios fruto de la ignorancia. Y también hacer ver a todos que no tiene nada de malo ser callado.

          4. Rodrigo dice:

            Muy bueno el artículo, claro, preciso, completo y sincero; me siento identificado con esas vivencias y malos ratos ante personas personas que no comprenden o que simplemente agreden y quiero cambiar tal situación.

          5. Muchas gracias por tus palabras Rodrigo. Así es, quizá porque hay una falta de sensibilidad generalizada, algunas personas dicen esto por maldad y otras por ignorancia y falta de tacto, sensibilidad, empatía. A nosotros nos molesta no tanto porque lo digan sino porque lo señalan como algo negativo (y a veces, no siempre, porque estar callado puede ser consecuencia de estar deprimido o ansioso y hiere ver la incomprensión hacia todo lo mental…).

            Por mi experiencia es mejor aceptarlo, no reaccionar a la defensiva, bromear y en cuanto sea posible alejarse de esos círculos donde no te sientas aceptado siendo así.

        3. Excelente post!
          Que viva la diversidad!!!

      2. Hola Verónica, soy Luis, La razón por la que hablo poco, es porque suelo tartamudear, y me daría vergüenza decir algo y empezar a tartamudear.
        En ese caso qué podría hacer?

        Gracias Vero

        1. Hola Luis. Antes que nada disculpa por la tardanza! Es que no me llegaban avisos de comentarios al correo. Sobre la tartamudez, algo muy leve me ha pasado alguna vez, lo cierto es que en mi caso viene y va… Supongo que según la época que esté pasando de más seguridad / inseguridad. No sé si en tu caso tiene que ver con esto o es algo más serio. Como te digo, en mi caso no hago nada especialmente en relación con la tartamudez, simplemente no darle demasiada importancia y sobre todo intentar no culparme en el momento (esto es difícil porque precisamente soy muy autocrítica y exigente conmigo misma, cosa que no ayuda). Ya digo que a mi me ha pasado de manera leve y aún así sé lo mal que se pasa (más vergüenza y culpa y evitar decir algo para no volver a tartamudear…). Pero sí me centro en mi autocuidado, hacer ejercicio, salir a caminar, hablar con las personas que quiero, etc. Parece que con eso con el tiempo voy ganando seguridad y entonces por suerte ya no me sucede tanto. No sé decirte más. Mi caso es muy muy leve. De todos modos imagino que el tema estaría en trabajarlo en terapia… Así que supongo que idealmente es eso lo que podrías hacer: ir a terapia, preguntar a expertos en tartamudez. Siento no poder ayudarte más. Muchísimo ánimo. Un abrazo y gracias a ti por leerme y comentar.

          1. hola Verónica
            en mi antiguo trabajo el ambiente empezó a empeorar y termine por no hablar con nadie. luego me cambié de área y mi jefa es muy criticona y su platica siempre es sobre «compre, fui aquí… fui alla» porque tiene recursos para ello. siento que darle por su lado no es lo mío, aunque todos lo hacen. esto me ha hecho ser muy callada.

      3. Yo últimamente estoy diciendo «no te preocupes, que cuando tenga algo interesante que decir, lo diré»
        Con eso dejo claro que para decir chorradas o palabras vacías, mejor me quedo callada.

    2. Lorena Magaly dice: Responder

      Llegué a esta publicación buscando respuesta a si era malo ser callada y si debía cambiar, me es muy familiar los comentarios que mencionas recuerdo «ahora que nos platique Lorena que no ha hablado», para mí eso me hacia querer interactuar menos con esa persona, lo sentía ofensivo, pero la sociedad te hace pensar que uno está mal siendo asi, gracias por hacerme ver qué si eran groseros esos comentarios. Ayer me pasó con mi pareja, me dijo que pensaba mucho y no expresaba lo que pasaba por mi cabeza muchas veces, como el que se la pasa hablando, ya no soy la misma niña que no hablaba absolutamente nada, pero te podía describir en su cabeza y analizaba tu comportamiento dándole una posible causa. Ya hablo mucho en comparación a ese entonces. Pero al parecer no es suficiente aún para alguna gente.

      1. Pues de veras que me alegro de que llegaras a este artículo y no a otros del tipo «cómo dejar de ser callada» o por el estilo, que es lo que recuerdo que yo encontraba cuando buscaba hace años… En todo caso, creo que también lo menciono a veces y espero haberlo transmitido bien, hay que saber entender también al otro ya que hay casos en que lo hacen con buena intención, porque se preocupan, porque realmente les interesa saber qué piensas (en muchos otros casos es mala educación y hasta ganas de molestarte – así suele ser cuando son desconocidos que no deberían tomarse la confianza de decir según qué cosas). Así que con tu pareja creo que tendrías que tener la confianza para hablar sobre ello. Lo digo porque a ver, yo soy callada (también según mi energía, cuándo y con quién) pero también sé lo que es estar hablando con alguien que no te contesta casi y la sensación es que pasa de ti, y eso duele también. Así que en tu caso, pues habría que ver cada situación claro, pero si le molesta que seas callada en general, aún sabiendo que es tu carácter, así le diría yo: «a mi me aceptas así como soy y sino búscate a otra» ajajajja. Otra cosa es que te esté hablando de sus pensamientos y sentimientos y no le digas nada… entonces te recomendaría que intentes compartir también algo de ti, al menos alguna vez. Y sino pues sencillamente decirle que no sabes qué contarle o contestarle. Para que vea que no es que pases de él. No sé pero a mi me resultaría muy incómodo estar con alguien que está cuestionando mi manera de ser todo el tiempo y con quien no puedo tanto estar callada como hablar según me apetece… Espero haberme explicado y que te haya servido de algo lo que te he puesto. Por cierto a mi también me pasa lo que dices de sentir que hablo mucho en comparación con épocas anteriores, y sin embargo no parecer ser suficiente para alguna gente.

        Espero que consigas aclarar el tema con tu pareja, porque una cosa es que te lo diga un desconocido que te importa un pimiento y otra que te lo diga un familiar (que eso sé lo que es porque me pasaba de pequeña) o pareja con quien tratas a diario… Cuídate y gracias por escribir. ¡Un abrazo!

  2. Muy bueno. Lo voy aplicar. Yo siempre he dicho que soy callada por que tengo hipoacusia. Pero con base a eso se forjo mi personalidad.

    1. Me ha encantado, para hablar poco, hablas de maravilla, muy interesante tu aporte, a la vez que práctico y útil.
      Hay situaciones muy delicadas a veces, aquí hay material para ajustar a las necesidades de cada momento, no le falta detalle, muchas gracias 💋

      1. Muchas gracias por tus palabras Ele. De verdad, me alegra mucho leer esto.

        Mi intención era dejar las cosas claras porque es un tema importante para mi, aunque entiendo que es complicado y no siempre es fácil saber poner los puntos sobre las íes cuando nos dicen «qué callada estás» pero creo que es clave tener claro e integrado de verdad que no hay nada de malo con ser callado y tener algunas ideas en mente sobre qué decir (aunque repito, sé que no es fácil en el momento).

        Así que espero que esto ayude a muchas personas, aunque sea un poco. Y que también las otras, las habladoras, nos comprendan mejor.

        1. Me resultó muy útil este artículo, nunca habia leido nada parecido y hace poco tiempo tome conciencia que realmente la gente lo ve como algo inusual. Me llama la atencion, particularmente la idea de buscar los motivos. Siempre me acepté como soy pero seria interesante reflexionar el porqué.
          Muchas Gracias!

          1. Gracias por comentar Carolina. Es genial que siempre te aceptaras como eres. No suele ser lo habitual. Lo de los motivos, conviene ser consciente de ellos. Puede haber uno o varios como digo en el artículo. Ya sea timidez, falta de sueño, necesidad de profundidad en las conversaciones, introversión, lo que sea. Lo que está claro es que no es lo mismo ser callada por un motivo que por otro. El problema de la gente es que si no hablas dan por hecho que eres aburrido y tímido. A mi no me gusta esa importancia exagerada que se le da a lo que decimos, más que a lo que somos y lo que hacemos. Para mi los actos hablan más de las personas que las palabras.

          2. Claudia Angélica Perez dice:

            Buenos días, me encanto leer esto
            Siempre había pensado que era callada por inseguridad, miedo y timidez pero ahora comprendo que me gusta mucho escuchar, observar y soy demasiado sensible esto me motiva a leer, prepararme y aprender para saber enfrentar distintas situaciones con inteligencia!!!

            Gracias 😃

          3. Muchas gracias por comentar Claudia. Me alegro de que hayas reflexionado y hayas visto cuáles son tus razones. Como digo en el artículo es posible que según la situación sean diferentes 😉 un abrazo

        2. Muchas gracias por tocar este tema, pensé que era la única que pensaba de esa manera, me ha encantado tu blog ♡.

          1. Muchas gracias a ti Yareth por tus palabras. Me alegro mucho de que te guste mi blog 🙂
            Creo que todas las personas calladas hemos pasado años y años o bien creyendo que teníamos algún problema o bien pensando que éramos las únicas que lo veíamos como algo bueno o neutro… hasta que encontramos que otras personas también lo viven igual! Afortunadamente esto a día de hoy es posible. Hace unos años era impensable leer algo positivo sobre esto. Por eso mi deseo es que nos encontremos unas a otras y que la gente en general abra un poquito la mente…

    2. Gracias por comentar. Es interesante saber por qué somos callados (si es que hay un motivo distinto al respetable «porque somos así y punto») pero sobre todo es importante exigir que se nos respete y no se nos ponga etiquetas ni se nos haga sentir mal por ser callados, como si tuviera algo de malo (a veces puede tenerlo, generalmente no; en cualquier caso los comentarios típicos que nos hacen son ofensivos).

  3. Lisbeth Huarachi dice: Responder

    Muchas gracias por artículo sin duda nos ayudará muchisimo entendernos mejor y entender a los demas, porque no todos somos iguales cada persona es un mundo.
    Pero ciertamente, muchos nos sentiremos identificados en ciertos aspectos y este artículo es genial para aquellos que alguna vez recibimos tal comentario. «De que hablamos muy poco o porque somos callados».

    Gracias.

    1. Muchísimas gracias por tu comentario.

  4. Es excelente, me siento totalmente identificada, en varias ocasiones me han dicho que soy seria y callada y resulto juzgándome por eso, pero es aprender y reconocer que esa es mi forma de ser y no es malo.

    1. Muchas gracias por tu comentario. Me alegra que reconozcas que no es malo. Un abrazo.

      1. Wow que hermoso post. Yo toda mi vida he pasado por eso, desde pequeña «Es que le comieron la lengua los ratones», esta niña no habla, de grande que aburrida eres, es que no tienes luz propia. Realmente no había encontrado algo relacionado al tema sólo lo que se relaciona a la baja autoestima etc. Pero yo someore lo llevado más hacia la introspección, me gusta conversar pero con quien me siento cómoda o cuando algún tema me resulta interesante, a veces me exijo demasiado por querer hablar más y ser más agradable pero porque hacer algo para complace a otros y no a mi misma. Me identifique por 1000, porque a la gente le cuesta aceptar lo distinto o lo que está fuera de la «norma» y no sólo aceptar que en el mundo hay diversidad. ¡Gracias! Me hizo darme cuenta de muchas cosas porque a veces hasta me deprimo porque siento que no le caigo bien a la gente por eso, pero siempre habrá quien desee compartir conmigo alguna experiencia.

        1. Muchas gracias por tu comentario Jazzi. 100% identificada… Se habla de las burlas por ser gordo, llevar aparatos, gafas… Pero en este mundo superficial no se suele hablar de las críticas a los callados. Y el dolor es el mismo solo que no se ve.

          Sobre lo que dices de obligarte a hablar… Creo que forzarnos nos pone más en tensión y podemos acabar hablando menos… Supongo que lo ideal es un equilibrio entre ser coherente con tu personalidad y recordar que algo has de aportar al grupo de vez en cuando, no por los demás, sino para sentirte tú mejor. Yo lo de forzarme a hablar me ha funcionado unos días y luego el efecto rebote ha sido peor… Y eso si que descoloca a la gente (pasar de ser hablador a callado) así que mejor aceptarse recordando aportar cuando sea posible, pero sin presión.

          También creo que tiene que fluir, el hablar, reír, con unas personas sale de forma natural y con otras no. No tenemos que tomarlo como una obligación sino como algo divertido. Estar receptivos. Se puede ser callada y agradable 🙂

          1. Me gustó el artículo. Google el tema porque mi novio no habla nada y tengo miedo que sea por una cuestión de confianza a veces siento que no me escucha porque no me hace ningún tipo de devolución. No es que habla de cosas que a él le parezcan interesantes hasta ahora llevamos un año y no he tenido una charla profunda e interesante, solo lo mundano y cotidiano. Suele evitar todo tipo de temas con mucha facilidad, yo no sé si es una cuestión de personalidad o que evita todo lo relacionado con las emociones y eso me tiene muy preocupada. Ayudaaaa porfis

          2. Sinceramente no sé qué decirte. Hablar de las emociones… como no te lo hayan enseñado en la infancia es algo complicado. No sé si igual es por eso o igual es una persona menos profunda que tú o no sé. Pero una cosa es ser una persona callada (generalmente, de hecho, solemos ser especialmente calladas cuando el tema de conversación es superficial y en cambio hablamos mucho cuando es más trascendental jajaja) y otra no compartir con la pareja.

  5. Diana Moreno dice: Responder

    Me encantó el artículo, me identifico con el, si yo ya encontré mis motivos, soy así desde niña, y me aceptó como soy.
    Y, si, sonreír cuando me cuestionan me ha resultado bien, pues ya no te preguntan más.
    Saludos!

    1. Me alegro de que te haya gustado el artículo Diana y de que te aceptes como eres y sobre todo tengas recursos que te funcionen para esas ocasiones en las que los demás te cuestionan 🙂 un abrazo!

  6. Mil Gracias siempre supe que no tenia q dejarme llevar por lo que dice la gente no hay nada de malo en disfrutar del silencio

    1. Gracias por tu comentario. Me hace muy feliz leer cosas como estas. Ojalá todos pensaran igual 🙂

  7. Está genial, muchas gracias por escribirlo :3

    1. Gracias a ti por comentar 🙂

  8. Muchísimas gracias por el artículo, Verónica. Según lo iba leyendo me daban ganas de llorar de emoción, al fin alguien ha plasmado lo que sentimos y pensamos muchas personas que nos hemos enfrentado a esos odiosos comentarios toda la vida, jeje. Por cierto, yo también soy PAS 🙂 De verdad me alegra mucho haberte encontrado. Que estés muy bien, un abrazo grande.

    1. Muchísimas gracias a ti por tu comentario, Maddie. Lo sentimos y pensamos muchas personas pero también tenemos que transmitirlo y mostrarlo, de un modo u otro, porque sino estamos dejando que nos pisoteen… y permitiendo que siga habiendo personas que crecen y viven con la idea de que hay algo malo en ser como son.

      1. Buen día. Algunas veces me dicen que hablo poco, pero eso depende de las circunstancias , del grupo, el sitio donde esté. A medida que ido madurando y las cosas que he vivido, la vida me ha enseñado a ser discreta, medir y observar muy bien y evitar malos entendidos que vayan a traer problemas. También
        Los países son diferentes, los sajones por lo general hablan poco
        Los latinos e hispanos hablan mucho, les gusta el chisme y opinar sin ser preguntados, lo que trae problemas de convivencia.
        Por eso ahora hablo lo que me corresponde y ya, me gusta así me siento mejor.

        1. Gracias por comentar Bera. Entiendo lo que dices sobre los malos entendidos. En todo caso una cosa es la prudencia y diplomacia y otra el evitar compartir siempre lo que se piensa para evitar conflictos… eso tampoco es bueno (lo digo por experiencia).

          Me ha llamado la atención la frase «ahora hablo lo que me corresponde y ya». Igual ha sido solo una forma de expresarte pero quiero dejar claro que se trata de QUE UNA HABLE LO QUE LE DE LA GANA, según sus ganas en ese momento / temperamento, etc. no «lo que le corresponda», como para evitarse problemas.

          Lo ideal es ser asertivos a la hora de compartir las ideas, evitar hacer críticas y juicios de personas que no están delante, etc. Hay personas que no paran de hablar y rara vez las verás decir algo que no deben cuando no deben… Así que me parece un tema a parte de lo hablador o callado que sea uno.

          La cuestión que planteo yo aquí sobre todo es que veamos que cada uno es como es, que al igual que a mi me pueden molestar ellos, con mis silencios yo les puedo molestar a ellos… Y esto no tendría que ser así si nos permitiésemos todos ser como somos.

          Un saludo 🙂

  9. Me parece fantástico que alguien se haya tomado el tiempo para hablar de este tema. Sinceramente está bastante completo y explica muy bien lo que otros vivimos. Estoy contenta de saber que a otros les pasa igual. Tu post fue genial!

    1. Muchas gracias por comentar Nina 😉

      1. Excelente artículo, no esperan encontraste con que se trata este tema y se desarrollará de una forma en la uno pueda tener postura ante esas situaciones, además, la importancia de conocerse a uno mismo.
        Gracias, fue realmente interesante y de utilidad.

        1. ¡Gracias a ti por comentar! La verdad es que es un tema del que me encantaría que se hablase y escribiese más. Y sobre todo que se aplicara la tolerancia en el mundo real, en el día a día. Por eso mismo es tan importante que mostremos lo que pensamos… Me alegra ver que hay tantas personas que comparten lo que pienso sobre esto. ¡Un abrazo!

  10. Esto es lo que necesitaba escuchar enserio, no te conozco y creo que eres mi alma gemela jajajaj, gracias por esto a ver si así cuando le digan a la “borde” que es borde o que esta callada podrá cerrarle esa boquita a los extrovertidos aquí geniales, muchas gracias por este artículo

    1. Gracias por comentar. Ojalá que sí, no siempre es fácil reaccionar en el momento… Pero sin duda no estamos sol@s, por eso reivindico que siempre que sea posible defendamos nuestra manera de ser.

      1. Muchas gracias por haber escrito este artículo, me identifico mucho con él. Muchas veces es muy decepcionante cuando te empiezan a preguntar por qué eres tan callada. Tú articulo nos enseña a que no estamos solas y que somos bendecidas. Excelente!!! 😉

        1. Gracias por tu comentario. Tienes razón, es realmente molesto. Más aún los primeros años, en la infancia y adolescencia, cuando una misma no entiende por qué es callada y cree que tiene algún problema… luego el autoconocimiento y el amor propio lo hace infinitamente más llevadero, aunque siempre molesta y frustra la incomprensión, claro… Un abrazo enorme 😉

  11. Ivana Obispo dice: Responder

    Me sentí totalmente identificada, de verdad me sacaste muchas sonrisas con cada línea, pensé que yo era la rara pero veo que somos muchas personas así y la verdad es algo normal, no hay porqué sentirse rara. Y pues sí, muchas veces me dijeron «que soy muy callada» «que no soy sociable» y me hicieron sentir mal, pero tienes razón, debo amarme tal y como soy.

    1. Muchas gracias por tu comentario Ivana. Me alegró leer que te saqué sonrisas con cada línea jajaja. Entiendo lo que cuentas… Creo que es muy necesario «educar a la sociedad» en este sentido. Un saludo.

  12. Me ha gustado mucho y me ha sido útil para no martizarme por ser cómo soy. Me ha dado ganas para empezar a buscar actividades que me permitan conocer gente más afín a mí.

    Otra respuesta sencilla que se me ha ocurrido a un comentario que ya me han hecho más de una vez:
    – ¡Anda pero si estás aquí!
    – Claro, pero es que para hablar ya estáis vosotros..

    No sé.. la gente es muy fastidiosa con este tema. Les molesta que no seamos todos iguales. Pero queriéndose y entendiéndose a uno mismo no hay que sentirse mal por lo que opinen los demás.

    1. Jajaja muy buena la idea que das, la añadiré en el artículo como idea tuya 🙂 Junto a otra que se me ocurrió estos días en respuesta a algo que me dijeron hará un par de años del tipo «Verónica no está». Podría haber dicho con humor «sí, me he convertido en un espectro / fantasma» o algo así jajaja. Como bien dices el amor propio, la aceptación (y añadiría el sentido del humor) son claves. Muchísimas gracias por escribir Daniela, saludos.

  13. Que liberador llegar aquí y leer todo esto. Que pena no encontrar algo así cuando era adolescente y me sentía como un bicho raro o pensaba que era alguien que tenía algún tipo de anomalía o deficiencia. ¡Que identificada me he sentido con cada una de las situaciones que expones tan brillantemente aquí! De verdad que te doy las gracias porque por fin encuentro a alguien que comprende y que da recursos útiles y no los típicos consejos de autoayuda que niegan tu personalidad e intentan convertirte en otra cosa. ¡Gracias, gracias y gracias por compartir todo esto Verónica! Sin duda es una gran ayuda para todos los que disfrutamos del silencio y estamos hartos de escuchar tonterías sobre como deberíamos ser o no.

    1. Hola Dynara. Me ha encantado tu comentario. Muchas gracias. Me alegro mucho de que te haya servido leerme. Pienso lo mismo que tú: ojalá hubiera podido leer o escuchar algo parecido cuando era niña y adolescente. Pero claro antes tampoco había tanto contenido por la red… (no dudo de que habría ya personas que pensaban así pero no era fácil encontrarlas). Afortunadamente hoy día es más fácil compartir lo que pensamos y acceder a diferentes artículos. Un abrazo fuerte.

  14. Alejandra Morales dice: Responder

    Me ah encantado lo que e acabado de leer, gracias por estos consejos espero y me ayuden un poco… Siempre e sido criticada por ser muy callada, espero y me sirvan mucho

    1. Muchas gracias a ti por comentar Alejandra! Cuánta maldad hay en este mundo… Ojalá yo tuviera la solución total para esto, que no es el caso, pero espero que las ideas que doy te ayuden al menos un poco. La solución total pasa por cambiar la mentalidad, muy poco a poco, de esta sociedad. Esto requiere tiempo y mientras… que seamos fuertes, que defendamos nuestra manera de ser y pongamos nuestro granito de arena siempre que sea posible.

  15. Me identifico con ustedes también hablo poco o sólo si es de importancia .La mayoría de las personas que conozco se creen normales yo les digo que solo hablan de chismes.

    1. Gracias por comentar. Me encantó lo directa que eres 🙂 Un saludo.

  16. Carla Benavente dice: Responder

    Yo soy una persona que no soporta los silencios, sobre todo porque me da ansiedad pensar que la otra persona se puede aburrir de mí si no doy un tema de conversación interesante. Estaba buscando publicaciones acerca de la introversión, porque mi novio suele estar callado cuando hablamos por teléfono y sus respuestas o anécdotas suele contarlas de manera muy corta, cosa que realmente no se me hace un problema, tal vez él es introvertido, pero no puedo evitar sentirme insegura de si tal vez las cosas que le digo o quiero conversar no son lo suficientemente interesantes para él. Así que no lo sé, después de leer algunos comentarios de personas introvertidas, me puso más ansiosa pensar que tal vez mi novio piensa que soy irritante o hablo de cosas muy banales, sin embargo, creo que todos somos diferentes por eso jamás le he cuestionado que sea callado, a pesar de mis propias inseguridades. Saludos, fue un post muy interesante.

    1. Hola Carla. Muchísimas gracias por comentar!! Me ha encantado leerte también porque así das el punto de vista de una persona habladora.

      A ver es que es un poco complicado esto. Yo por ejemplo soy callada, en cambio con mi novio y personas de confianza hablo muchísimo por lo general (de uno a uno). Y hablo de tonterías también, no es que por ser introvertidos solo queramos hablar de cosas profundas todo el tiempo. Así que no te preocupes, tu novio no tiene por qué pensar que digas cosas banales (y sino pregúntale, no se trata de juzgarle sino de plantearle tu inseguridad sobre esto), si está contigo es porque quiere.

      Otro tema son las relaciones cordiales que nos vemos obligados a mantener… Yo, aunque soy callada, si no hemos hablado un mínimo antes también me siento incómoda con los silencios. La cosa es que con intercambiar 4 frases con mis compañeros tengo sufíciente, en cambio ellos necesitan estar hablando casi sin parar. Necesidades distintas.

      La cuestión es aceptar a cada uno como es, en cada situación. A la gente por lo general le sale hablar por hablar con cualquiera y a mi no. Creo que hay que respetar las necesidades y maneras de actuar de cada uno.

  17. Me ha encantado y estoy súper de acuerdo.
    La última frase que dabas como opción yo considero que es «las personas que hablan mucho es porque tienen un gran vacío en su interior».

    1. Jajaja gracias por comentar. Bueno a mi esa frase que has puesto no me gusta. No comparto que quienes sean de hablar mucho tengan vacío en su interior automáticamente (sí quienes critican el silencio y las personas calladas, en línea con la frase que puse yo y que aunque «se parezca» en las palabras a la tuya el significado es muy muy diferente, pues no todas las personas habladoras son criticonas o vacías, en absoluto), del mismo modo que no comparto que quienes callan mucho sean mejores que nadie y con un interior riquísimo, porque no tiene por qué. Cada uno es un mundo y sobre todo cada uno merece Respeto (callados y habladores).

      Sé que a veces es fácil confundirse al expresar este tipo de cosas y que tu intención es buena pero necesitaba aclararlo. No pretendo criticar a los habladores en ningún momento. Simplemente digo a veces que si al hablador le molesta mi silencio se podría plantear que igual a mi me molesta su sonido. O sea entiendo que mis silencios puedan molestar a veces, igual que a mi me molestan o me cansan algunas veces, no siempre, las personas que hablan mucho. Pero nunca se me ocurriría criticarlas, hacerles comentarios hirientes, mientras que a los callados sí se nos hacen. Y eso es lo que tiene que cambiar.

  18. Hola,

    Quiero agradecerte por este post, me sentí identificado en muchos puntos, en mi caso soy mucho de analizar y observar a las personas cuando hablan, no me gusta hablar por hablar, me hace sentir hipócrita, al igual es un tanto extraño, porque en pequeñas actuaciones o al hablar en público siento nervios al inicio pero luego me desenvuelvo bien. Desde hace 6 meses me he venido cuestionando en este punto de ser callado, porque mi exnovia me lo recalcaba mucho (con ella hablaba normal, era fluido) y de cierta forma, me esos comentarios me hacían sentir mal, sobre todo cuando estábamos con otras personas, en especial su familia (añadiendo que acá en Colombia, la mayoría de gente habla). El que ella me rompiera más la situación de la pandemia, me han hecho reflexionar bastante y paso a paso siento y voy aceptando que esta es mi esencia, que no debo cambiarla por agradar a alguien más y que debo sacar todo lo mejor de mi introversión. Este aceptar ha sido un proceso bastante sanador.

    Buen día y ganaste un lector más,

    Carlos Alberto

    1. Hola Carlos Alberto, gracias por tu comentario. Te entiendo perfectamente en todo lo que cuentas sobre comentarios al estar con otras personas, familiares de tu pareja, etc… Frustra mucho que te digan que eres callado (es como si te dicen ay pero qué rubio / moreno / bajo / alto eres… es en plan, sí… así son mis genes jajaja). Frustra mucho la estupidez e ignorancia de algunas personas.

      Me ha gustado mucho lo de «paso a paso siento y voy aceptando que esta es mi esencia, que no debo cambiarla por agradar a alguien más y que debo sacar todo lo mejor de mi introversión. Este aceptar ha sido un proceso bastante sanador.» A veces (no siempre) «sacar lo mejor de mi introversión» puede implicar defender más mis ideales, opiniones, hablar más, repito, a veces. Y quizá también callar más, otras veces. Al menos así es en mi caso. Lo que intento transmitir con el artículo es que uno mismo ha de conocer las razones de sus silencios y no dejar que sean otros quienes valoren si están bien o mal 🙂

      Un abrazo y muchísimas gracias de nuevo por tus palabras.

  19. Me ha encantado leer esto! hoy me sentia triste porque mi pareja todos los dias me repite lo callada que soy y me hace sentir mal, estaba buscando formas para mejorar en eso y encontre esto! 🙂

    1. Gracias por comentar Zaira. Espero que hayas podido aclarar el asunto con tu pareja, porque nadie te tiene que estar haciendo sentir mal todos los días con su incomprensión… Ánimo.

  20. Me encantó el post. ¡Me lo han dicho tantas veces! Algunos amigos de la adolescencia aun lo mencionan a veces (tengo 52 ahora) . Ya les he contestado, explicado mi perspectiva, bromeado con ello y a veces sí me han hecho enojar. Pero luego de explicarles cómo me hace sentir que me presionen para hablar parece que han cambiado su actitud conmigo (espero no sea temporal). Debo decir que puedo expresarme muy bien cuando escribo… Y mis amigos lo saben. Vaya! Nunca me han dicho que les guste que les escriba… Mmm… Jajaja, muchas gracias por tu publicación, ya no me siento tan extraña

    1. Gracias por comentar, Mau. Es realmente frustrante y agotador estar toda la vida recibiendo ese tipo de comentarios o indirectas. Por eso escribo, con la esperanza de que se nos vaya entendiendo un poco mejor. Hay quien opta por «hacerse el extrovertido» (y precisamente por eso apenas se nos ve) pero sinceramente, a mi por lo general y más con gente que no conozco me agota hablar por hablar y no tengo ningún interés en aparentar ser lo que no soy. Valoro más mi autenticidad que la opinión que otros tengan de mi.
      Me alegro que te haya gustado y claro que no debes sentirte extraña, hay montones de personas así. Afortunadamente a día de hoy hay ya muchos artículos y libros sobre la introversión y el ser una persona callada 😉

  21. Hola, muy bueno tú post.
    No se por qué, pero no he visto ningún comentario de algún hombre jaja.
    Yo soy introvertido, toda la vida me han dicho en la escuela, en el trabajo, en la familia , cosas que para mi son hirientes , sobre lo serio o callado que soy. En realidad creo que eso es falta de cultura y respeto de la gente.
    Lo malo es que te lo repiten tanto que uno mismo piensa que esta mal.
    Acabo de leer el libro : el poder de los introvertidos, lo recomiendo.
    Muchas gracias por escribir sobre esto!
    Saludos

    1. Muchas gracias a ti Eduardo. Tienes razón, suelen escribir mujeres aunque recuerdo haber contestado a algún hombre también así que no eres el único por aquí jeje. Estoy totalmente de acuerdo, es falta de cultura y respeto de la gente. Ignorancia pero sobre todo mala educación. Y como dices, te lo repiten tanto que uno mismo piensa que está mal…

      Desgraciadamente es lo que hacen sobre todo en nuestros primeros años de vida, cuando somos más moldeables. Claro, cambia mucho la historia que me cuento ahora gracias a lo que sé (sobre la introversión, la alta sensibilidad…) de la que me contaron en su día (indirectamente, dándome a entender que no estaba bien ser así, o directamente con quejas sobre lo poco que hablaba). Por eso mi objetivo es que sepamos todos más de esto y que no sigamos perpetrando esta cultura de «la extroversión es lo bueno y la introversión es lo malo».

      Gracias por la recomendación, a mi también me gustó ese libro. Además creo que Susan Cain es pionera en esto de hablar y escribir sobre la introversión así que tenemos que estarle muy agradecidos. Hace poco leí en Prime «Soy introvertido, ¿y qué?» de Steve Allen, y también me gustó. Un saludo!

  22. Tanto tiempo sintiéndome mal cada vez que me decían, «habla», «porque te quedas muda», » eres muda pues», … Cuando para mi era natural ser así, y me di cuenta que me gustaba mas observar y escuchar a los demás, con demasiada gente me cerraba ,hasta agarrar confianza, siempre me molesto eso, me hacia sentía mal, me resentir y empezaba a tratar mal a la gente; hace poco me paso cunado hice una videollamada con mis compañeros de la secundaria después de tantos años y es hi donde empezaron a molestar porque ya sabían como era yo, trate de sobrellevarlos y sonreír pero habías momentos que me bloqueaba, y al final siempre era lo mismo me hacían sentir mal, buscando en internet como cambiar esto, vi tu articulo que me ayudo a entender que no todo el mundo tiene que ser igual. Y vivir feliz como uno es.😘

    1. Hola Carmen. Sí, es muy frustrante. Hieren (sin querer o como si no pasara nada por molestar al que no habla) y de manera gratuita. Porque ni pasa nada con nosotros ni nadie tiene derecho a criticar la personalidad de nadie. Me alegra que te haya ayudado el artículo, aunque soy consciente de que cambiar la mentalidad de la sociedad cuesta y lleva tiempo. A mi me sirve recordar estas cosas para estar más alerta la próxima vez y soltar cualquier cosa, como un «soy más de hacer que de hablar», algo que me haga sentir mejor frente a sus ataques (aunque ellos no los ven así) gratuitos. Eso sí, importante recordar las formas porque como dices (me identifico contigo completamente) pasa que a veces estamos a la defensiva y contestamos mal, ya no cuando nos atacan sino en cualquier otro momento… La mejor forma de defenderse es contestar manteniendo la calma y con una sonrisa. Hay que hacerlo para no quedarnos con la rabia dentro, que por algún lado tiene que salir. Hay que recordar estas cosas 🙂
      Mucho ánimo y un abrazo enorme!!!

  23. Mientras leía quedaba encantada con todo los que estaba dejando interiormente este gran mensaje, amo el silencio y me encanta escuchar y cuando hablo me gusta hacerlo con determinación y sabiendo lo que digo, pero me falta más confianza y poder defender mi personalidad sin sentirme ofendida y pondré en práctica tus consejos, mil gracias 🙂

  24. yo soy callada desde siempre, me decian que era muy timida y con ese pensamiento crecí, pensando que era por timidez. me di cuenta que en realidad lo que tengo es ansiedad social, me cuesta relacionarme y cuando lo hago me expreso poco, incluso con mi familia. Llevo mucho tiempo rechazando mi forma de ser, en el cole se metian conmigo por ser callada y se burlaban de mí. Ahora estoy en la universidad y me pasa algo similar, la gente casi no se me acercan y no hacen más que decir que no hablo. A veces casi no digo nada unas veces porque me bloqueo, otras porque no se me ocurre que decir, otras simplemente porque prefiero sólo escuchar y portar cuado lo veo necesario, si hace falta. Pero eso me pasa a cualquier parte que voy, les estoy hablando, les contesto y dicen: no habla. cuando sí les estoy hablando y eso me molesta mucho incluso en mi familia también hay comentarios innecesarios que me hacen sentir mal. He buscado por internet algo que me ayude un poco a mejorar en mi forma ser, y he visto este articulo y me ha gustado mucho, lo tendré en cuenta cada vez que me sienta mal por las burlas o comentarios que escuche. Estoy llendo a una psicóloga por el tema de la ansiedad, voy poco a poco pero espero ir cada vez a mejor.

    1. Gracias por compartir. Me siento identificada contigo. Por tanto imagino la rabia reprimida que debes llevar dentro. Realmente son situaciones tremendamente injustas las que describes, y que yo también he vivido. Así que te recomendaría que lleves un diario y escribas cada día lo que sientes o lo que recuerdes, vivencias dolorosas, etc. También que hagas ejercicio para ayudar a sacar esa rabia. Imagino que estas cosas ya las sabrás pero bueno, necesitaba decírtelo. También con esto, con el tiempo ganarás seguridad en ti misma y así podrás hablar más y defenderte cuando sea necesario.

      Yo en tu lugar iría a lo mío, que ya pasará el curso e igual otro año estás con gente diferente en clase. O sea intenta mirarlo más a largo plazo. Ahora céntrate en ti, en ganar seguridad. La ansiedad, por mi experiencia, un poco más o un poco menos siempre va a estar ahí. Pero la seguridad sí se puede trabajar (la ansiedad digamos que es la consecuencia, a veces, pero también con una parte que no se explica, así que mi consejo es que no intentes controlarla; en todo caso tomar algún ansiolítico natural, Ashwagandha, L-Teanina… pero sin esperar que desaparezca del todo). De veras que desearía poder darte la solución… Pero lo único que puedo decirte, por mis experiencias, es que la vida da muchas vueltas y habrá épocas en las que todo estará muy negro porque estarás con gente más difícil y te sentirás más insegura. Y también habrá épocas en las que te sentirás más arropada y comprendida. Eso sí, siempre siempre, si pones de tu parte (para aumentar tu seguridad y poniendo interés en intervenir en las conversaciones cuando estás con gente maja) y tienes paciencia y eres muy compasiva contigo y con tus errores, encontrarás algo de luz, alguna persona amable. Pero no has de vivir aferrada a esto, has de fluir. Y entonces inevitablemente llega.

      Así que eso, piensa que con la ansiedad se puede vivir. Que hay épocas peores y otras mejores pero que tú tienes un margen de mejora. Que no hace falta que la ansiedad desaparezca para que puedas ser feliz. Y que de todos modos esto es algo real, del cerebro, que le podría haber pasado a cualquiera. Y todos esos comentarios que te hacen son solo fruto de la ignorancia y debes aprender a que no te influyan demasiado. Sé que eso no te consolará demasiado… Es por eso que yo escribo sobre estos temas, para intentar abrir las mentes y fomentar el respeto al diferente porque sé lo dañina que es la ignorancia sobre todas estas cosas.

      Mucho ánimo. Y en todo caso si estás yendo a una psicóloga… ya estás haciendo mucho, enhorabuena.

  25. Qué tristeza me da que tengamos que justificar y defender nuestra forma de ser. Cómo bien dices, hoy en día no sé puede decir nada en contra de los gordos, discapacitados, homosexuales, etc, pero por alguna razón los introvertidos tenemos que seguir aguantando críticas y burlas.
    Yo tambien he sido callada y calmada toda la vida. Pensé que al terminar los estudios podría al fin relajarme y sentirme libre pero ahora en el trabajo siento que es mucho peor. Tengo un trabajo en el que trato con muchas personas, clientes de mi empresa, y casi siempre me siento terrible y ansiosa porque todo el tiempo me siento presionada a hablar y a ser simpática. Hay momentos en los que realmente no sé qué decir ni de qué hablar, no me sale natural. A veces quisiera simplemente poder quedarme callada sin tener que ser juzgada pero todo el mundo a mi alrededor está siempre hablando y echando chistes. Yo he tratado de echar chistes y hacerme la graciosa y se me da fatal. Precisamente encontré este artículo buscando consejos sobre cómo ser más abierta y habladora. Pensé que nos ibas a dar diferentes temas para mantener una conversación pero me alegró que el artículo fuera sobre cómo defender nuestra forma de ser y aceptarnos como somos. Yo personalmente ya estoy harta de lo mismo toda la vida. Tu artículo y todos los comentarios que hay en esta página me han servido para tomar la decisión de dejar de esforzarme por ser algo que no soy. No es justo que tengamos que sufrir por algo que se nos sale de nuestro control. La personalidad es como el color de piel o la estatura, viene determinada genéticamente y no se puede cambiar a fuerza de deseo. De ahora en adelante solo quiero ser como soy y si eso me cuesta mi trabajo pues que así sea. De todas formas, quiero conseguir uno donde pueda estar más tranquila aunque me paguen menos. Ya no quiero seguir sufriendo por cosas innecesarias.

    1. Hola Anon, muchas gracias por comentar y abrirte tanto. En mi caso, unas veces me sale natural el bromear o seguir las bromas pero otras muchas lo que me sale es estar callada. Y que me digan cosas sobre lo callada que estoy lo único que consigue es que se me quiten las ganas de hablar cuando sí hablaría, que me sienta incómoda porque me siento incomprendida… Qué te voy a contar.

      Los trabajos son duros, no tanto por el trabajo en sí (que también: para mi es super estresante la parte de coger y hacer llamadas, atender al público, etc.) sino encima por la incomprensión que hay hacia nosotros, y eso suponiendo que sean majos y no te hagan acoso, aunque algo sutil casi siempre hay por parte de alguien. Es una lástima que los jefes no repartan tareas en función de los talentos únicos que tenemos cada uno, que no se respete la diferencia, que más bien se esté al acecho del diferente… Pero en fin, pedir sentido común es demasiado. De todos modos hay trabajos especialmente «llanos» o no sé como llamarlos, donde el hablar y socializar es básicamente lo más valorado (deduzco que el tuyo y el mío son de estos trabajos). Ten en cuenta que eso no siempre es así. Aunque un mínimo de socializar siempre hará falta, claro, pero creo que si estamos cómodas ese mínimo no es un problema aunque seamos introvertidas.

      Tengo una amiga que también es muy callada y sin embargo como su trabajo como ingeniera es más de hacer cosas todo el tiempo… está genial, dice que solo habla de cosas de trabajo (y alguna broma cuando a ella le apetece), que es la más callada del grupo pero nadie le dice nada, se siente aceptada. Así que yo tengo la esperanza de que algún día consiga un trabajo así. Y te animo a ti también a eso: «quiero conseguir uno donde pueda estar más tranquila aunque me paguen menos» 🙂

      Muchas gracias de nuevo, de veras, porque a veces siento que no sirve de nada «intentar ayudar» por aquí, que casi nadie comparte mis ideas o que apenas llego a quienes sí. Así que un millón de gracias. Mucho ánimo!

  26. Muy buen artículo! Me identifico completamente, desde que era niña me llueven ese tipo de comentarios y acepto que una de las razones por las que lo hablo es por inseguridad.
    Con el pasar del tiempo ese tipo de comentarios me vinieron valiendo porque aprendí a amarme y aceptarme.
    En una reunión con mis compañeros de la universidad uno de ellos me preguntó algo, le contesté y me dijo “Ay pero no me grites” todos sin falta se rieron y solo le sonreí, me sentí mal, me sentí insegura y menos hablé. Pero no es algo que me mortifique, no era una persona importante para mí y apenas si nos hablábamos…
    Gracias por escribir este tipo de cosas, a veces se siente soledad con este tipo de conflictos y e leído los comentarios y mi seguridad creció más.
    Gracias y saludos a todos❤️

    1. Gracias por comentar. Es muy importante identificar las causas. A veces, tiene que ver con la introversión y perfecto, no hay ningún problema. Pero otras en mi caso es por un cansancio extremo, es decir, que estoy sufriendo y no tengo fuerzas ni para hablar. Otras, es inseguridad. El cansancio extremo no es cuestión de aceptarlo sino de abordarlo y encontrar soluciones (por suerte lo tengo más controlado). La inseguridad no me parece una cuestión de aceptar y ya porque es algo que te hace sufrir. Me parece más una cuestión de aprender la lección que te están dando esas personas / situaciones (con mejores o peores modales y con mejores o peores intenciones) de que, quizá (pásalo por tu propio sentido crítico, yo te digo lo que me diría a mi misma), quizá, te falta ser más asertiva, mostrarte más segura, hacerte respetar. Y eso es amor propio. Conocer tu debilidad, aceptarla, quererte a pesar de ella e intentar mejorarla, sí, porque lo contrario es seguir sufriendo. Diferenciemos en qué casos estar callado es introversión (no una debilidad) y cuándo es inseguridad (una debilidad). Una inseguridad que se manifiesta también en la manera de hablar. Es decir que la cuestión de fondo no es el estar en silencio, la cuestión es la inseguridad.

      Y todo esto es algo que he aprendido y sigo aprendiendo. Me siento muy identificada con lo que cuentas de ese comentario que te dolió porque algo similar me pasó hace poco, solo que yo sí contesté (quedando como una susceptible aunque todo se solucionó al final). Aprendí que en realidad lo de que te digan que no hablas no es para tanto, la gente siempre bromea con todo y comenta lo primero que destaca en uno. Hay una parte cierta de que está mal vista la introversión. Pero el problema real está en nuestra inseguridad (que no es la de todos los introvertidos), esa que sentimos y esa que desprendemos. Hablemos o no. Hay personas que hablan poco pero lo que dicen lo dicen con contundencia, con seguridad.

      Si te da rabia que siempre te hagan comentarios así no te queda otra que cambiar ciertas partes. Se trata de que aunque hables poco, hables con contundencia, que ganes seguridad en ti misma para que un comentario como «ay no me grites» ni siquiera venga a cuento. Si no, te aseguro que se repetirán ese tipo de situaciones. Te lo digo por experiencia. Y sí, podemos intentar cambiar el mundo como hago yo escribiendo estos artículos, pero saldremos a la calle, iremos a trabajar, y los tontos de turno nos seguirán molestando… Creo que es más factible llevar a cabo cambios pequeños en nosotros mismos (intentarlo) que en la sociedad entera…

      Espero que no te moleste mi franqueza, de veras me he visto reflejada en ti y por eso te deseo lo mejor de corazón pero me veía en el deber de tratar de ampliarte la idea del artículo, que quizá se queda corto (también por experiencias propias más recientes, aprendizajes, continuo crecimiento…)

  27. Que difícil lo tenemos hoy en día las personas tímidas y poco habladoras.

  28. Boni Santa Cruz dice: Responder

    Me encantó el post. Es amigable, dice exactamente lo que necesitaba leer. GRACIAS!!!!

  29. Me ha gustado el artículo , me ha ayudado mucho. Yo hace años era bastante tímida y casi no hablaba con nadie y la gente se reía de mi por ser timida , y además no tenía amigos . ahora hablo más aunque es verdad que por mi vergüenza o timidez nunca me he atrevido a tener pareja . Ahora tengo amigas , pero cuando voy a hacer algún curso me cuesta mucho hablar con los compañeros porque no se qué decir ; porque hay gente que el segundo día de curso ya va contando su vida y yo eso no lo entiendo ya que no son tus amigos íntimos . Yo soy peluquera y siempre me han dicho que para encontrar trabajo que tengo que hablar más y ser más extrovertida . Ya que las peluqueras tienen que hablar mucho y ser extrovertidas ,y a mí me cuesta mucho ya que si no conozco a la gente no me sale hablar y me siento mal porque me gustaría ser más extrovertida, pero ya se que cada uno es como es . Igual me pasa con mi familia que como no los veo todos los días como veo a mis padres me cuesta hablar y tener esa confianza como tengo a mis padres y mis amigas .

    1. Solo te diré que sobre lo de ser peluquera, creo que puedes estar tranquila si se te da bien tu trabajo y dejas contento al cliente con su imagen. Sobre lo de hablar, yo agradezco que la peluquera no me hable. Y la clienta que sea habladora quizá te agradece que la escuches y la dejes hablar todo lo que quiera. Ser amable, tener empatía, saber escuchar (escucha activa, no que parezca que uno está hablando solo…), eso por supuesto que es importante en esa profesión y en cualquiera y en la vida en general, claro. Un saludo y gracias por comentar.

  30. Gracias por el artículo. Soy PAS y me ha gustado mucho leerlo, ¡me he identificado mucho! He descubierto hace poco tiempo tu blog, seguiré tu trabajo a partir de ahora. 🙂 gracias

    1. Muchas gracias por tus palabras, Laura. Siempre se agradece saber que hay alguien al otro lado 🙂

  31. EL MASCA LLADO dice: Responder

    A mi como me re-encabrona que me pregunten…¿Porque tan serio?¿Que tienes, te veo muy serio? ushh no les respondo como me lo dice mi yo interior porque generaría mas conflicto pero simplemente les digo, así soy, o no se y ya. Caray si ya saben que soy serio para que seguir chutando la borrega, es como si yo le dijera, !!hay te veo mas delgada¡¡ sabiendo que es una gorda…bueno yo estoy de acuerdo en eso de que deberían ser mas comprensivos, es que ellos exigen respeto por sus gustos y forma de ser….pero uno?? A pos como es callado a tundirle, al fin que no dice nada! como una especie de bulling no reconocido.
    Las veces que me defiendo o suelto un comentario en alguna conversación… se están ahí quejando que soy muy hiriente que me mida, que no por ser callado tengo que ser así blablabla. Pero ellos nunca se ponen a pensar ni nada en lo que le causan a uno, como bien dicen hay veces que nos quedamos recordando eso horas,días,semanas y es molesto. Me gustaría conocer a alguien que sea como yo, y he ahí el problema porque al ser reservados pos ni como encontrarnos ….mas que online. Yo antes era alguien sociable pero desde siempre me etiquetaron con lo de «el serio» porque?? no se!! platicaba, hacia bromitas, me reia, etc. y al parecer a los ojos y memoria de los demás eso jamas paso, no recuerdan nada de mi….por eso decidí ser y mostrarme así de serio …ya vayan al diablo, al fin y al cabo terminan olvidándome y reconociéndome por la etiqueta que ahora si hago valida. Ya no tengo amigos, los del trabajo son los que me hacen las típicas preguntas, pero como voy iniciando en esto del mundo laboral no puedo echarmelos encima. En fin yo me siento a gusto conmigo mismo y es lo importante, si a ellos no les parece pues que mal no pretendo cambiar solo para encajar. Ahora que tengo trabajo «seguro» lo único que me preocuparía es encontrar a esa chica que sea mi viva imagen =(.

    1. Muchas gracias por comentar! Lo de «como una especie de bulling no reconocido» es para enmarcar, pues así es, totalmente de acuerdo. Y lo de que «hay veces que nos quedamos recordando eso horas,días,semanas» vaya si es cierto. No se dan cuenta del daño que pueden llegar a hacer.

      Tal y como dices lo importante es que te sientas a gusto contigo.

      Aún con todo lo anterior, hay que recordar que los demás (familia, amigos, compañeros, etc.) a menudo nos hacen de espejo y nos ayudan a ver nuestros fallos y mejorar. No digo que este sea el caso siempre pero que es así muchas veces, sin duda, y cuanto más se resiste uno a verlo y se queda en el «yo siempre tengo la razón», más va a sufrir. Por mi experiencia.

      Se puede ser callado, sí, muy callado, y uno ha de ser respetado. Pero también ha de ser consciente de su entorno, actuar de manera coherente en determinadas situaciones, etc. En mi caso reconozco que a veces sí estoy como en mi mundo y es lógico que eso se vea raro (claro que a veces también por un cansancio extremo que no puedo evitar o por depresión, pero eso los demás no lo saben, hasta que lo dices). Ahora bien, otras veces sí considero que me involucro y parece que no se ve. Así que también entiendo lo que contabas de que a veces parece que da igual que te esfuerces en hablar que ni se valora (o no se te oye y parece que solo hablas con la persona de más cerca, eso me pasa a mi). No sé habría que analizar a ver qué pasa, pero por lo general también lo que ocurre es que aunque hables, transmites que te estás forzando, que no te nace ni lo disfrutas. Por eso, de lo que se trata más bien es de encontrar puntos de conexión o humor con las personas para realmente tener interés en hablar con ellas…

      Conclusión, qué le vamos a hacer, nos lo van a decir de vez en cuando. Para mi la cuestión es ser muy sincero con uno mismo y diferenciar muy bien esas situaciones de «pues soy así y estoy bien siendo así, además considero que estoy al tanto de mi entorno» de las otras de «pues es verdad que estaba en mi mundo o que fui hiriente con mis palabras, aprenderé para la próxima». Somos callados pero no perfectos jajaja.

      No sé tú, pero yo, soy consciente de que el haber sentido desde niña tanta frustración, injusticia, etc. me ha convertido en una persona que está muy a la defensiva y que a veces reacciona desproporcionadamente, en vez de defenderme con asertividad cuanto toca. Y de esto conviene al menos ser consciente. Porque lo que además suele pasar es que se acaba pagando con otros más débiles. Y lo digo porque he estado tanto a un lado como al otro. Y pasa tiempo de introspección hasta ser consciente de esto. Vemos claros los defectos en los demás pero no tanto en nosotros mismos.

      1. Fíjate que yo despues de re analisarme siento que aprendi pero a la vez me deteriore. Esto en cuanto al habla aveces siento que tartamudeo o por querer acabar rápido lo que digi me equivoco en mis palabras. No se, antes creia tener mutismo selectivo porque en la escuela no hablaba que digamos mucho, pero en casa y con familiares como bien mencionó era sociable. Lo que más me dolió en la vida fue que mi hermano….la persona a la que más confiaba,hablaba,pláticaba,bromeaba etc; fue el que me considero igual que los demas..el típico serio rarito que no habla y peor aún olvidó todo así como si le hubiesen dado reset o algo así no recordaba nada de mi…hijole me cayó peor que patada en los huevos!! Toda la vida escuche esa clase de comentarios, incluso de mis padres pero no me importó…hasta ese día….ahora si como dice la cancion..todo se derrumbó dentro de mi…. estuve meses buscando sentirme bien incluso me salí de la Universidad por ese hueco que sentía, no sabía que hacer incluso creo que caí en depresión! pero la supere, encontre ese afecto y amistad que sentia con mi hermano en los gatos, esos seres que me quisieren sin importarles la cantidad de palabras que suelte 😢 y para mi desgracia al poco tiempo de que todo eso sucedió y recién recuperado regresando a los estudios…que pierdo mi única amiga, mi gatita…chingaos otra vez al fondo..esta vez tuve que apañarmelas sólo y demostrarles que iba a ser alguien con o sin ellos, quise ser reconocido, aunque me odiaran,criticaran etc; hice historia en la uniersidad pasando la materia más difícil de la carrera con 10, ese día supe lo que valía y conocí mi verdadera forma de aprender, tanto fue la azaña que incluso aplaudieron y me felicitaron me sentí raro y después de mucho tiempo …feliz…pero bueno ya me me ti mucho en relatos tontos. Como iba diciendo encontré en los gatos esa amistad incondicional para llenar el vacío que sentía de mi soledad, cada dia lo sentia menos ..claro tengo que socializar diario pero sólo lo hago para cumplir con lo que se requiere, se que estoy mal porque ya no doy oportunidad de conocerme ahora si como dicen por ahí me encerre en mi caparazón pero es más que obvio el porque de mi desconfianza. Cada día me pongo a analisar conversaciones de los demás y ush yo no se porque tienen tan corta memoria que se repiten lo mismo una y otra y otra vez ahh pero cuando uno intenta hacer lo mismo..»Que aburrido porque no cuentas algo más o ya cambia de disco» en fin, otro motivo que me orillo a ser así fue que se burlaban de mi voz, cuando me empezó a cambiar como odiaba que me aremedaran. Y luego cuando les hablo y me dicen ehh! Queee!! Así como si no entendieran nada, me hizo cuestionarme si estaba gangoso o que chingaos no entendían. Hay veces que tipos y tipas se me acercan a platicar y yo me quedo como de WTF porque tengo la etiqueta bien marcada en la cara de «serio,no habla, alejarse de el» Y no pues he de decir que me limito a casi nadamas responder si,no y algunas oraciones largas pero no cuento nada, y ahí es precisamente otro de los puntos que ya dejé de trabajar (porque hubo un tiempo donde me propuse abrirme poquito y resultó. Obvio no como yo quisiera pero resulto) y esque me siento muy monótono y desinteresado al momento de entablar «charla» si se le puede decir así, y aparte siento que perdí como tonalidad porque luego me dicen que si estoy enojado y yo sólo elevó un poco el volumen porque hablo con las ganas que tengo jajaja. Gran diferencia a lo que puedo mensajear, y ya que ando por aqui….no se otra vez siento que estoy dudando y que me gustaría cambiar pero me es sumamente complicado porque ya tengo labrada una reputación que con sólo verme ya saben como soy, a mis 30 realmente estoy dudando que rumbo tomar?? Ya tenía hecho mi plan de vida pero este último año empecé a dudar viendo como los demás crecen socialmente y yo pues crudamente sigo sólo refugiandome en mis pensamientos y siendo indiferente, no se que debo hacer me molesta pensar en mi nula vida social, me molesta saber que aún para cumplir mi plan de vida ocupo de los demás para dejar mi legado, me molesta no poder con todo y heme aquí desahogandome, tratando de que me conoscan poquito aunque sea en Internet jaja ahora que yahoo respuestas murió también se llevó parte de mi y mi único medio para desahogo :,) demonios me molesta tanto no poder hacer algo tan sencillo y basico

        1. Es complicado ser diferente pero yo pienso que ante todo hay que tener seguridad en uno mismo, en la propia valía y cualidades, aunque sean distintas a las de los demás. Es la única manera de poder transmitir ese amor propio y visibilizar diferentes rasgos para educar en tolerancia siempre que haya oportuniidad. Y otra cosa, no esperar nada del resto. Cuanto menos te importe el que dirán, cuanto más inmune seas al rechazo, mejor te sentirás y más te aceptarán, al menos algunas personas. Creo que eso hemos venido a aprender: inmunidad al rechazo.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.